Un 18 de Marzo de 2006, nacía este pequeño pedacito de internet con letras, videos, fotos y boludeces (más que nada boludeces). Este blog que, así como quien no quiere la cosa, hoy cumple 10 años.

En el medio nos conocimos con un montón de gente espectacular (trillado, sí, pero más de uno que vuelve cada tanto sabe que es verdad y que es de lo que más me gusta que haya salido de este experimento medio loco), algunos se conocieron entre sí (bastante intimamente, hay que decirlo), salí en los diarios, en la tele, trabajé como «persona normal», renuncié y viajé por mi cuenta (mucho), garroneé viajes locos, mucho alcohol, entradas a shows, comí toneladas de sanguchitos en eventos de prensa, empecé a correr carreras de 10k, logramos ayudar a un montón de gente genial de Chaco, Formosa y Buenos Aires (con donaciones de gente del blog y con la plata que entra por publicidad en este espacio todos los meses), hicimos sorteos, me invitaron a hablar adelante de otra gente que aparentemente le interesaba lo que yo tenía para decir (¡afuera del país también! ¡hasta fui a conocer en persona a gente loca de Paraguay!), me di un abrazo fuerte y tomé una cerveza en medio de Europa con gente que nunca había visto antes pero que «nos conocíamos por el blog», me crucé (de la nada y sin arreglarlo) en un estacionamiento del Universal de Orlando, con un tipazo que siempre comentaba en el blog y que nunca me había visto en vivo en toda mi vida pero me reconoció por mi camiseta de Racing, escribí (una de las cosas que más me gusta hacer en la vida) para marcas que admiro desde siempre (como 4 años con Red Bull, mil experiencias con Sony -incluída la presentación de la PS4-, ¡una Copa América y un Mundial con Coca-Cola!) y también en propuestas que eran nuevas y hoy son gigantes (que viva El Meme, por poner un ejemplo), conseguí trabajos inexplicables para mis padres o para los formularios de la AFIP, pero geniales para mi vida, aprendí muchísimo, quise matar a alguno que otro pero lo más copado es que quise abrazar a otros muchísimos más.

Y sí, que no se enoje nadie por todo lo que pasó y dejé afuera (sí, es mucho, pero tengo mala memoria -soy de esos que les preguntás su película favorita y te contesta la última que vio- y muchos problemas para hablar de mi). La idea no era ni siquiera hacer un resumen, pero tiré una cosa, me hizo acordar de otra, me embalé y acá estamos. Con ese proceso de embalarse con boludeces sin un rumbo fijo es que este blog sigue existiendo, así que respeto.

Pero ese párrafo inmenso es nomás una pequeña muestra de todas las cosas increíbles que surgieron por haber mezclado en estos 10 años un poco de curiosidad, un poco de constancia, un poco de motivación, un poco de sueños, y una familia de gente hermosa (y sobre todo loca de la cabeza) que de alguna manera el viento fue acumulando en los comentarios y alrededores de este blog.

A todos ellos (a todos los que por algún mínimo comentario alguna vez o a los que todavía hoy por miles de charlas hasta la madrugada se sientan de esa familia de alguna manera) y a todo el que descubra hoy este espacio también:

Muchas gracias. En serio.

Gracias por leer, por estar, por acompañar, por invitar, por soñar, por llorar, o hasta cagarse de risa un rato conmigo. Gracias porque si este Tango loco que es el blog se tiene (sí o sí) que bailar al menos de a dos, a mi me tocó bailar con la más linda, lejos. Así que gracias de corazón.

Para adelante voy a seguir con mis blogs, voy a seguir escribiendo como me gusta para gente con proyectos geniales (si es tu caso, me escribís, quiero saber de vos) y espero seguir viviendo aventuras y haciendo cosas locas (cuantas más, mejor).

Entre esas, por si a alguien le interesa, estoy con un equipo GENIAL de gente INCREÍBLE haciendo cosas muy divertidas en un proyecto nuevo que cariñosamente llamamos «Liebre» y que se puede seguir por Snapchat (si no me conocés la cara o no sabés todo lo nabo que puedo llegar a ser, esos videos son una excelente oportunidad). Y si decidiste que sos viejo y no te querés bajar Snapchat, podés seguir otros contenidos en Facebook, Twitter o Instagram. No es un «chivo», es una recomendación de corazón, nomás que tengo la suerte de además ser parte del equipo.

Gracias por leer siempre y por seguir leyendo hoy. Gracias por mostrar cariño y sobre todo por apoyar esta locura/proyecto de blog (con comentarios, likes, recomendaciones a amigos, mensajes de buena onda, sugerencias, regalos, o de las miles de maneras que sean).

Y por último y como siempre, no se olviden de mandarle sus saludos de cumpleaños a la mamá de nuestra querida amiga Agos, que inauguró esto de cumplir años el 18 de Marzo y lo lleva mucho mejor que yo (por empezar, se acuerda de su cumple todos los años). 😛

¡ABRAZO GRANDE Y GRACIAS!