Viajar es la única cosa que comprás y te hace más rico

Uno de los ítems implícitos de mi lista de cosas que hacer antes de morir (porque no estaba anotado, pero estaba claro que debería) era ese: dejar todo e irme de viaje. Y mañana finalmente lo voy a estar haciendo.

El 30 de Abril de 2015 cerré 2 años y monedas de trabajar en Interactivity para clientes geniales como Sony, Coca-Cola, Fila, Poett, FWTV, y etc, y conociendo a gente de lo más espectacular, para… irme a viajar por el mundo. Empezando por Europa.

Después de pensar mucho el asunto del trabajo, decidí que lo mejor era volver a la vida freelance para encarar otros desafíos en una etapa nueva de mi vida. Y después de pensar casi nada el tema del viaje, no me quedaron dudas de que era ese el siguiente paso lógico de mi vida.

Así que renuncié a un trabajo genial y me voy de viaje

El mapa de mis viajes

Ese es el mapa del 4% del mundo que conozco hasta el momento (marcando los países que visité en la app Been).

O sea que me voy por primera vez de aquel lado del agua, fuera del continente americano. Compré pasajes con 12 días de anticipación, y eso es todo. Ni un hostel, ni un vuelo interno, ni una entrada, ni nada. No tengo ni idea de qué estoy haciendo a cada paso que doy. Pero esa es una de las partes que más me entusiasman de este viaje.

Por ahora es por un mes y medio (tengo cosas geniales para hacer en Buenos Aires en la segunda mitad del año) y con pasaje de vuelta. Pero desde ya le aviso a los viajes que esto no va a quedar así.

Una de las pocas decisiones difíciles de la cuestión (al menos para mi, que amo estar rodeado de amigos) fue elegir irme sólo. Aunque siempre es difícil encontrar gente que coincida con uno en plata, tiempo y vacaciones, esta vez ni siquiera busqué. Entendí que era momento de hacer un viaje así, por mi cuenta, y conociéndome más a mi y a los que haya que conocer en el camino.

El recorrido por Europa

Mi itinerario está escrito en lápiz (metafóricamente, no recuerdo la última vez que toqué un lápiz), y pensado por una persona que nunca en su vida pisó Europa, aunque acepta consejos.

Quiero visitar Madrid, Barcelona, París, Londres, Brujas, Bruselas, Amsterdam, Berlín, por ahí Praga, y volverme. No, no voy a ir a Italia ni a Turquía por el momento (¡basta de preguntar por Italia!). Quedan para el futuro con Grecia y demás asuntos. Y Rusia la voy a conocer en 2018 con Messi levantando la copa.

#Eurotrip2015

Lo lindo (para todos, ¿no?) es que voy a volver a escribir más seguido tanto en este blog como en espacios de otra gente. Y sobre todo que estoy tomando las decisiones necesarias para que lo que pienso, lo que quiero, y lo que decido de mi vida sigan estando 100% en armonía. Eso me hace bien a mi, pero tengo la teoría de que también le hace bien al mundo a mi alrededor.

Según dicen los que ya experimentaron algún viaje de este estilo, se viene un genial tiempo de cambios, de crecer, de aprender, de conocer, de descubrir, de cumplir sueños, de proponerse nuevos, y de viajar a lo loco. Voy con esa búsqueda en mente, lo cual ya es un buen paso. Y como este blog se trata de todo eso, lo estaré contando por acá.

Ahora mismo estoy en la recta final, en la que toda la ropa que uso en Buenos Aires es de homeless para no usar lo que me llevo de viaje, en la que todos me despiden todos los días como si no me fueran a ver nunca más en la vida, y en la que las charlas y las cervezas entre amigos se disparan en discusiones geniales sobre viajar por el mundo haciendo cuadritos o yendo a modelar a países del continente americano a cambio de dólares para viajar (todas historias reales, aunque la modelo claramente no sería yo).

Recomendaciones y propuestas

En fin: ese va a ser mi panorama para las próximas semanas. Voy a valorar muchísimo si hay:

  • Consejos y tips.
  • Recomendaciones de todo tipo (bares para tomar algo o ver los partidos de Racing en la Libertadores, ciudades a visitar, aerolíneas que tomar o que no, libros que leer, webs, blogs, paseos, guías, recorridos, aplicaciones, o lo que se te ocurra).
  • Deseos (si son buenos).
  • Vítores barrabravas.
  • Experiencias de «hice un viaje parecido y vas a ver que te vuela la peluca».
  • PROPUESTAS DE ALOJAMIENTO POR EL AMOR DE CHÍSUS.
  • Mensajes de «si pasás por x ciudad y no vamos a tomar una cerveza sos una basura».
  • Propuestas de «se me ocurre que podrías escribir un libro genial sobre el viaje, yo te lo pago, dejá».
  • Propuestas de «tengo 2 entradas para la final de la Champions para que vayas con una sueca divina que te quiero presentar».
  • Propuestas de «tengo 10 mil euros para regalarte por si querés seguir recorriendo toda la parte que te faltaría de Europa».
  • Propuestas de «creo que me cebé pero la idea se entendió».

Y las estaré recibiendo en los comentarios del blog, por Twitter, Facebook, WhatsApp, a miltonvieyraarrobagmail, Skype, Facetime, Snapchat, correo postal, paloma mensajera, telegrama, o por donde se te ocurra.

Los únicos que serán rechazados con vehemencia son los comentarios del tipo condicional irreparable. Ej: «tendrías que haber ido en Octubre», «con esa plata hubieras ido a Chapadmalal 5 años», «si me avisabas antes iba con vos», y demás. Me voy mañana. No hay vuelta atrás. Colaborame.

Dicho esto, me voy a preparar todo. Gracias por leer hasta acá y por (de alguna manera) viajar conmigo. 🙂

Renuncié y me voy de viaje por Europa