http://youtu.be/Ja61fxmY77Q

Lo genial de esta publicidad de Dell llamada «Beginnings» («Comienzos») es primero notar que varios de los grandes productos o servicios que usamos hoy en día en todo el mundo, empezaron en lugares normales como los que la mayoría de nosotros transitamos a diario.

Trip Advisor, Skype, Dropbox, Shazam, o la misma Dell entre otras, naciendo en el típico garage de casa, una habitación común y corriente, una oficina sin tecnología de avanzada, una cafetería, o hasta un bus de larga distancia.

Y nosotros casi siempre esperamos «estar listos», «tener todo lo necesario», o «que llegue el momento indicado« para empezar un proyecto, llevar a cabo una idea, o para al fin empezar a caminar para el lado de un sueño.

En su momento vimos de dónde vienen las grandes ideas y en qué momentos aparecen esas ideas en nuestra vida. Y es genial ver una vez más que, como en su momento dijo Steve Jobs: tu mundo está hecho de gente como vos. Todas las cosas que te rodean y que hoy considerás una genialidad indispensable en tu vida, fueron creadas por gente igual que vos. No por aliens con más capacidad para concretar sueños, ni super-humanos perfectos. Sini por gente que también tiene fiaca, debilidades, ganas de largar todo, y las mismas 24 hs que todos los demás.

Pero son gente que abrazó una idea, y que tuvo la valentía de llevarla adelante. De no callar la pasión con la costumbre, ni dejarse ganar por la rutina, el aburrimiento, o lo que todos los demás estaban diciendo o haciendo en ese momento. Gente que encontró su pasión y decidió dejar tiempo, esfuerzo, dinero, y lo que fuera necesario para llevar esas ideas a buen puerto.

No empezaron necesariamente con computadoras de miles de dólares, ni con un penthouse en Nueva York o una cabaña que da a las playas de Hawaii. Empezaron con lo que tenían, en donde estaban. Dejaron de posponer, de quejarse, de poner excusas, de ver pasar ideas o decir «estaría genial hacer x cosa»… y empezaron a vivir esas ideas.

Lejos de idealizar o de poner en papel de héroes a cualquiera de estos tipos, el objetivo es justamente el contrario: Son personas normales, con ideas normales, pero llevadas a la realidad. Y lejos de querer inventar el próximo Google, yo por lo menos quiero empezar hoy a cumplir mi próximo sueño. A llevar esas ideas mías a la realidad. Así que si me permiten, voy a empezar ahora. El que quiera, está invitado a hacer lo propio. 🙂