Saltar al contenido

Etiqueta: novia

Cómo encontrar al amor de tu vida (el sistema ideal)

Ya sea que estés buscándolo en bares, boliches, clases, reuniones, grupos de apoyo o en páginas de citas online, si estás queriendo encontrar al amor de tu vida puede que ya estés al tanto de que no es algo fácil de conseguir.

Incluso si lo que estás buscando no es el amor romántico, sino algo que amar, algo que te apasione, algo que te mueva, que te emocione lo suficiente como para dedicarle la vida entera, te puede servir esta charla de TED de Amy Webb (una «estratega digital»). La charla se llama «How I hacked online dating» o cómo pirateé las citas online. Hoy por hoy ya fue vista por unos 4.5 millones de personas y traducida a 31 idiomas:

La charla es muy interesante a nivel datos y para ver cómo se las ingenió Amy para darle una vuelta de rosca al tema de encontrar al amor de tu vida, está muy bien contada a nivel historia, y por sobre todo, te guía hacia un sistema real para encontrar al amor de tu vida o para encontrar cualquier camino (en el área que sea) que quieras tomar por decisión propia y no por imposición de los demás.

La charla además llevó a un libro llamado «Data, A Love Story: How I Cracked the Online Dating Code to Meet My Match» (se puede comprar en la tienda Kindle de Amazon) que va por el mismo lado: contar cómo pasar de que no le vaya bien en el amor a lograr hackear las citas online a través de un sistema que cada uno puede aplicar a su manera (personal).

Dura unos 17 minutos que valen la pena incluso si no estás buscando al amor de tu vida pero te interesa la gente que le da una vuelta de rosca a las cosas de todos los días.

Ver también:

Deja un comentario

«No tendrán mi odio», la carta después del atentado en París

Atentados en Paris: carta de Antoine Leiris

Antoine Leiris es un parisino que perdió a su esposa a causa de uno de los atentados que el Estado Islámico dió en París en los primeros día de Noviembre. Ella (Héllène, la esposa) estaba en Le Bataclán, como parte del público del show, y murió asesinada junto a unas 86 personas más.

Lejos de querer discutir si está bueno ponerse o no la banderita de Francia en Facebook, o si hay que ponerse más triste por algunos que por otros, o de quién es la culpa de que la mayoría no tengamos ni idea de los ataques similares que se dan en todo el mundo, me sale re-pensar lo que decía Drexler en alguna de sus canciones: «no hay muerte que no me duela y no hay un bando ganador«.

La cuestión es que este hombre, después de despedirse de su esposa y enterrarla, dedicó un tiempo a escribirle una carta abierta al Estado Islámico.

La carta original (en francés) está en su cuenta de Facebook, y aunque la vi traducida en La Nación, aproveché lo poquito de francés que aprendí en estos 2 meses (más un poco de Google Translate, aunque con el francés es MALÍSIMO), y me hice una traducción propia, que para mi es todo un logro.

Si no leíste la carta todavía, es cortita y emocionante. Yo la leí hace unos días, pero quería que quede guardada acá en el blog. Porque entre tantas noticias de último momento y cosas por el estilo estas cosas se pierden, y una reacción así ante un hecho como este, me parece algo que al menos yo quiero guardarme en el tiempo. Me gustaría ser de este tipo de personas, tener este tipo de respuestas, vivir de esta manera.

Dicho eso, acá está la carta de nuestro petit héroe Antoine:

«Ustedes no tendrán mi odio»

El viernes a la noche ustedes le robaron la vida a un ser excepcional, el amor de mi vida y la madre de mi hijo,pero ustedes no tendrán mi odio. No sé quiénes son y no quiero saberlo, ustedes son almas muertas. Si ese Dios por el que matan ciegamente nos hizo a su imagen, cada bala en el cuerpo de mi mujer habrá sido una herida en su corazón.

No les voy a dar el regalo de odiarlos. Ustedes lo han buscado, pero responder al odio por cólera sería ceder a la misma ignorancia que ha hecho de ustedes lo que son. Quieren que tenga miedo, que mire a mis conciudadanos con desconfianza, que sacrifique mi libertad por la seguridad. Perdido. El mismo jugador sigue jugando.

La vi esta mañana. Finalmente, luego de noches y días de espera. Ella estaba tan hermosa como cuando partió el viernes por la noche, tan bella como cuando me enamoré locamente de ella hace más de 12 años. Por supuesto que estoy devastado por el dolor, les concedo esta pequeña victoria, pero será de corta duración. Sé que ella nos acompañará cada día y que nos encontraremos en ese paraíso de las almas libres al que ustedes nunca tendrán acceso.

Somos dos, mi hijo y yo, pero somos más fuertes que todos los ejércitos del mundo. No tengo más tiempo para dedicarle a ustedes, tengo que levantar a Melvil que se ha despertado de su siesta. Tiene apenas 17 meses, ahora comerá su merienda como todos los días, y luego iremos a jugar como todos los días; y toda su vida este niño los enfrentará para ser feliz y libre.

Porque no, ustedes no tendrán su odio tampoco.

Actualización: la BBC hizo este video de la carta con Antoine como protagonista.

5 comentarios

¿Estás seguro de que perdiste?

El fracaso y el triunfo según Marcelo Bielsa

Si salís de una relación en la que «perdiste», existe la chance de que el que más perdió en realidad no hayas sido vos. Por ahí en ésta situación (aunque parezca) no tocó «perder», sino ganar en la parte del proceso. Ganar el hecho de aprender cómo querés manejar vos las situaciones (incluso esas que no podés manejar).

Si perdiste y la situación te hace pensar que sos lo peor del mundo, que no valés, que no servís, que sos poco hombre/mujer, por ahí es hora de que te dejes de preocupar un poco por los «resultados» a corto plazo, y te empieces a enfocar un poco más en los procesos, en los caminos, en el carácter que formaste con esta «derrota». No te comas el cuento de ganar o perder como resultado si lo que ganaste te va a formar mejor para ganar no uno sino varios partidos próximos de la vida.

En la vida no siempre conviene eso de «ganar como sea» (en el fútbol sí, te lo digo yo que soy de Racing, pero en la vida no siempre). A veces conviene perder un partido para formar un equipo que gana campeonatos. A veces, como «equipo que gana no se toca», necesitamos perder algún que otro partido (aunque duela) para hacer los cambios necesarios para formar un equipo íntegramente ganador. Un equipo que no gana de «carambolas», ni con recursos poco nobles, sino que gracias a las derrotas aprendió a ganar como se debe.

Si te ganaron de maneras poco claras, con recursos extraños, o si te lastimaron en el camino, no te quedes con bronca con vos, con el otro, ni con el resultado. A veces no depende de vos y no podés manejar ese resultado porque ya está, ya lo perdiste. Lo que sí podés manejar es la actitud con la que tomás esa derrota. Si perdiste en el resultado, ganá en tu planteo táctico para un próximo partido. Si lo ves así, por ahí después de todo, en el fondo, y aunque hoy cueste verlo, no perdiste nada.

Por eso, si hoy perdiste, no te lastimes el autoestima. No te dejes desarmar, no te rindas. No sos un perdedor, sos un ganador que está aprendiendo a ganar no solamente partidos, sino campeonatos.

8 comentarios

Un iPhone nuevo es como una novia nueva

Nuevo iPhone, nueva noviaOtro video copado de la gente de College Humor nos cuenta por qué un iPhone nuevo es como una novia nueva, con la historia de Jim. O lo que viene a ser: ¿Viste cuántos parecidos hay en la relación que tenés con tu teléfono y con tu novia?.

Y aunque es especialmente cierto con el iPhone, pasa con casi cualquier cosa nueva que le agregamos a la vida, me parece (y ni hablar si es un producto tecnológico). 😛

Yo lo vi gracias a Ezequiel en Facebook, que lo vio en Microsiervos.

3 comentarios

Su novia nunca se enteró que estaba en Europa

La novia nunca se enteró que estaba en Europa

Uno nunca sabe si creer o no en éstas cosas. Pero hasta los más desconfiados supongamos que es verdad. Por un rato aunque sea, y para divertirnos. La historia es del 2007 y el video es de 2009 pero recién lo veo. Es buenísimo.

Supongamos que aparece la chance de irte 2 semanas de mochilero a Europa. La tomás. Le contás a tu novia, aunque ella no es la mejor oyente del mundo. La llamás para despedirte, pero así y todo, ella nunca se entera que te fuiste (MUY raro todo, pero sigamos pensando que es verdad). Te vas, y después de algunas noches nota que… no le «querés» responder ni los mails, ni los SMS, ni las llamadas.

Quien haya estado en pareja alguna vez, sabe que en éste momento de la historia, la cosa está a punto de ponerse jodida. Pero no quiero spoilear nada, así que acá está, en poco más de 7 minutos, la historia completa. El novio contó la historia en un blog de historias de hombres, la llamó «While I was Away» («Mientras estaba de viaje»), y ellos la hicieron video:

Yo la vi linkeada en College Humor.

2 comentarios