Megáfono - Improv Everywhere¿Qué dirías si tuvieras un megáfono en un espacio público para decirle al mundo simplemente algo lindo?.

Con eso en mente, la gente de Improv Everywhere (lo último que vimos de ellos fue la fiesta de luces, colores, y Mp3) preparó el escenario ideal: En una calle transitada de Nueva York puso una especie de atril o un púlpito, y un megáfono. Y abajo la frase «Say something nice» («decí algo bueno», agradable, lindo).

Ahí podía pasar cualquiera y decir lo que quisiera. Algunos le dijeron cosas a la gente presente, algunos a los habitantes de Nueva York, algunos al mundo, algunos a alguien que venía con ellos, algunos a alguien que pasaba… Y en cierto momento la cosa mutó un poco y pasó a ser no solo decir, sino hacer lo que salga para el bien de otros. Algunos cantaron con guitarras, algunos hicieron beatbox, algunas cantaron casi gospel, de todo…

A ésto que hicieron en la calle (en colaboración con una exhibición del museo Guggenheim de Nueva York), le agregaron un detalle muy pequeño pero simpático en internet: Si ves el video desde YouTube, sos siempre el visitante número 307. Y tanto ellos como la gente en algunos comentarios le dicen cosas cariñosas al visitante 307. Es un detalle MUY mínimo, pero me encantó.

El resto se puede ver en el blog de Improv Everywhere. Toda la acción copada la remató un nenito simpático, a upa de la mamá, con una frase épica y de película: ¡Al infinito y más allá!. 😛

Mi pequeña moraleja es que, comparada con el megáfono (una tecnología vigente, pero antigua), en el mundo de hoy tenemos MILES de canales más y mejores por los cuales decir cosas lindas. Desde el boca a boca hasta CUALQUIER espacio en los medios, sobre todo en una red como internet (Facebook, blogs, Twitter, Tumblr… de todo). En esas chances que tenemos, ¿Le estamos diciendo algo lindo al mundo? ¿O de qué bosta lo estamos llenando?.

Cambiemos el odio, la bronca, el resentimiento, la envidia, el chisme, la venganza, y toda la bosta que predomina, por un poquito de amor. Transmitamos amor, contagiemos amor, cambiemos al mundo con amor, aunque suene un poco cursi. Que un día voy a tener hijos, y sería un embole que lleguen a un mundo sin gente o acciones como ésta… 🙂