Saltar al contenido

Categoría: Motivate!

Héroes anónimos: Lo que ganás por hacer las cosas bien

En un momento del mundo en el que lo que más importa es ser más productivo, generar más para mi, ascender en alguna «escala social» y tener mayor retorno de cada una de mis inversiones (en el que, por ende, comemos sentados en la computadora en la que trabajamos, o buscamos como sea optimizar cada segundo para tener alguna ganancia), me gustó esta idea de una compañía de seguros tailandesa para una de sus publicidades.

Ellos dicen:

«¿Alguna vez te preguntaste qué necesitamos realmente en la vida? ¿O por qué algunas personas que tienen tanto dinero… todavía no están contentas? Este video no es la respuesta, pero puede ser un buen punto de partida para que hagas algo… y empieces a buscar la respuesta por tu cuenta.»

El video es de Thai Life Insurance, y como es de 2014 tiene ya más de 105 millones de visualizaciones en su versión original. Pero además, y es lo que más me apena, estaba acompañado de una campaña con un sitio web en el que la gente contaba «historias de bondad» como las del spot, pero ahora ya está dado de baja.

Sea como sea, en un mundo tan individualista y egocéntrico como está hoy (casi con seguridad podría decir que no importa cuándo leas esto), está bueno volver a refrescar estas joyitas. Volver a animar a los que hacen el bien mientras todo explota alrededor y por ahí estén un poco cansados de no ver resultados en el mundo exterior.

Sigamos un poquito más, que nuestro pequeño aporte, suma. Transforma. Mejora. Y también inspira.

Deja un comentario

Cómo aprender Python en cuarentena (Programación)

Cómo aprender Python en cuarentena (Programación)

Si estás pensando en sacarle el mayor provecho posible a la cuarentena del coronavirus, tengo dos pequeños mensajes para vos: 1) No te sientas en la obligación solo porque sí. Puede que no sea necesario usar sí o sí todo tiempo «libre» productivamente para aprender, mejorar o facturar. 2) En caso de que sí quieras usarlo para sumar conocimientos, una gran opción es aprender Python en cuarentena. Es decir: programación.

En primer lugar: ¿por qué digo que «puede» que no sea necesario usarlo productivamente? Porque, sobre todo si sos freelance, puede que las cuentas te estén ahogando, los clientes se estén cayendo, y sí tengas alguna presión extra por facturar. En ese caso, te mando un abrazo grande, que espero que te haga saber que no sos el/la único/a.

Dicho esto: La cuarentena por Coronavirus en todo el mundo está teniendo diferentes efectos en cada uno. Mientas vemos ciudades vacías por la pandemia, a algunos les da por empezar a hacer ejercicios con profesores a través de instagram, a otros por agotar el catálogo de Netflix de una sentada (ya escribí sobre 5 series para ver en cuarentena), a otros por leer sin parar (también tengo los 10 libros para leer en cuarentena), a otros por empezar (por primera vez en su vida) a hacer yoga, y a otros más les da por hacer todo tipo de cursos y clases.

Si sos de este último grupo, hay clases para todos los gustos: MasterClass, Udemy, Crehana, y varios otros más. Pero paseando por twitter me encontré buenas opciones aprender Python en cuarentena.

Como quiero hace tiempo aprender programación (en su momento aprendí cositas muy básicas de otros lenguajes), y todo el mundo que conozco me recomienda aprender Python, me pareció que podía ser un buen momento para darle bola a esas recomendaciones.

Dicho esto, sobra la aclaración de que no soy un experto en el tema, ni mucho menos. De hecho, ahí está el asunto: NO SÉ CASI NADA. Quiero aprender, aunque sea por curiosidad.

Si estás en la misma que yo, te paso cuatro lindos tips que me fui cruzando por estos días:

1) El curso gratuito de Píldoras Informáticas

En primer lugar, me viene gustando el canal de «Píldoras informáticas«, que tiene un curso para aprender Python gratis online, y además toda una plataforma con varias otras opciones de aprendizaje.

La que nos importa es esta seguidilla gratuita en YouTube, que cuenta desde lo básico (qué es Python, quién lo creó, por qué se llama así), hasta dejarte en un buen nivel principiante del lenguaje. Después, con un poco más de conocimiento básico, sabrás para qué lado agarrar, pero esto te puede dar una buena base y, sobre todo, gratuita.

2) El libro «Aprende a pensar como un programador con Python»

Se trata de un libro que vi gracias a un tweet de Javier Smaldone, y cuyo PDF está subido a la web de Argentina en Python.

Se llama «Aprende a pensar como un programador con Python«, y por lo visto está bueno. Según el mismo Javier en su tweet, tiene 20 capítulos y varios apéndices. Con leer 1, ya sabemos un poco más que la gran mayoría de la población. Con leer y entender bien los primeros 10 (según él), ya estamos bastante más allá.

3) El newsletter «luchidev» de Lucila Pinto

Cuando arrancó el año, Lucila Pinto se puso como meta ponerse por fin a aprender programación como siempre quiso. Y en el camino, para motivarse ella y de paso motivarnos a nosotros, decidió crear un newsletter en el que ir contando todos estos intentos autodidactas.

Por ahora, salvo que me haya perdido alguna, vamos tres entregas. Todas ellas están subidas también a Medium, y te pueden llegar a tu casilla de correo si te suscribís al newsletter. Lo recomiendo porque habla nuestro idioma, y hasta por ahí nos tire algunos buenos centros para empezar, fruto de la investigación que está haciendo para ir aprendiendo por las suyas.

4) El curso de la Universidad de Michigan en Edx

Si me hiciste caso y ni siquiera esperaste a terminar de leer para ver los posteos de Lucila, ya habrás visto que una de sus primeras recomendaciones es el curso gratuito de la Universidad de Michigan al que te podés suscribir en Edx.

Se trata también de un curso introductorio, que sirve para arrancar, que da ejercicios, y que (suponiendo que te llega a gustar mucho) tiene también una versión paga con más facilidades y hasta certificados verificados (eso se paga 49 dólares).

En todos los casos, y como siempre en programación, son buenas herramientas para empezar, para meterse en tema, para ir aprendiendo las dinámicas de un nuevo lenguaje. De ahí adelante siempre habrá tiempo para perfeccionarse y profundizar.

Total, por lo visto, quedan bastantes días de cuarentena en casa. Tiempo va a ser lo único que por ahí no nos falte.

Deja un comentario

6 maneras de jugartelá en 2019

Empieza un nuevo año, y con él empiezan 365 chances de jugartelá para cambiar lo que sos por lo que querés ser.

Cambiar la rutina de hoy por una rutina mejor (¡o por no tener rutina!), el paisaje de oficinas y edificios por playas paradisíacas o montañas perdidas en los alpes, cambiar la soledad por el amor, la tranquilidad por la aventura, o hasta cambiar la vida de Netflix por… ¿la vida real?

Lo cierto, nos guste o no, es que esos cambios requieren algo de suerte, pero sobre todo mucho trabajo y, primero que nada, la decisión de cambiar. Y para decidir cambiar hay que ser valiente, o lo que en Argentina llamamos «Jugarselá».

Jugarselá es asumir riesgos, apostar por cambiar la manera de hacer las cosas (a veces pudiendo estar más o menos seguro de que esos cambios puedan funcionar o no), saltar sin redes, o con la menor cantidad de redes posibles.

Y como siempre el sentimiento de las fiestas, el cambio de año, y el comienzo de una hoja en blanco en el calendario nos provoca un poco más a soñar de maneras más «osadas», estas son algunas de las maneras de jugarselá que se me ocurre que podemos aplicar en 2018.

1) Jugarselá con un emprendimiento

Casi que da igual el lugar en el mundo en el que estés ahora: todos están (o dicen estar) en crisis. Algunos más, algunos menos, pero la lógica te va a decir siempre que el mejor momento no es ahora. Ahora la cosa está difícil, ahora todo cuesta más, ahora todo es más caro, ahora…

Lo cierto es: sobre todo en esos momentos de crisis es cuando más voluntad vas a tener de cambiar las cosas. «El hambre agudiza el ingenio» dicen, y también profundiza la valentía.

Así que 2019 puede ser ese año en el que empieces ese emprendimiento que venís pateando para adelante. Empezar esa web, esa tienda online, esa cuenta de instagram, ese negocio, lo que sea.

2) Jugarselá con tu curiosidad

Lo admito: casi que no necesito «excusas» o «motivos» para viajar. Se me vienen solos, y si no se vienen, no tardo muchísimo en inventármelos. Pero por ahí esta actualidad de crisis, problemas, alguna separación o algún duelo, sirvan justamente para agitar el avispero de la curiosidad y tomar de una vez ese avión al destino que soñás.

Por ahí alguna oferta, algunos ahorros, alguna posibilidad y estas líneas sean el empujón que necesitás para finalmente salir de viaje.

Si me permitís una recomendación en ese sentido, a mi siempre me sirvieron las ofertas de Promos Aéreas (se puede seguirlos en twitter, que es lo que siempre me sirvió a mi, o entrar a su blog).

3) Jugarselá con el corazón

Por ahí por asuntos del pasado vengas haciéndole la vista gorda al amor o esquivando las etiquetas y los compromisos. Es lógico. ¿Pero quién te dice que este 2019 no sirva también para sorprenderte en ese sentido?

No es necesario irlo buscando, pero si de casualidad llega a tu encuentro, quizás no sea mala idea darle una oportunidad al amor.

4) Jugarselá con la cabeza

El 2019 puede ser también ese espacio para desarrollar un poco más el intelecto de alguna manera. Sea empezando una nueva carrera, cambiando la que tenías (y que no te termina de enamorar o cautivar) por una nueva, arrancando un curso, un seminario, o animándote a aprender o practicar algo nuevo gracias a internet.

En este sentido a mi me gustan y sirven mucho las clases de MasterClass. Son online y aunque tienen un costo que no es barato, son dadas por grandes referentes de cada industria. Vale la pena pegarle una mirada.

5) Jugarselá con el instinto

Algunos dirán que es instinto, otros dirán que es matemáticas o analíticas puras. O mejor dicho: para algunos (como yo, que no sabemos nada) será un poco de instinto, una corazonada. Para otros será estudio de estadísticas y datos.

Lo cierto es que si te sobra un puchito de plata y tenés algún conocimiento (o en mi caso algún instinto) de lo que pueda llegar a pasar en las partidas de deportes que más te apasionan, esa pueda ser una buena inversión.

Una opción que me presentaron hace poco es justamente la de Betway, apuestas deportivas en linea incluso para los que recién empiezan, con cronograma de los próximos partidos/actividades (desde fútbol o basquet hasta criquet).

6) Jugarselá con la salud

Quién te dice: por ahí este 2019 sea el año en el que por fin empezás a comer mejor, salir a correr, ir al gimnasio, hacer natación, remo, o algún otro deporte, pilates, crossfit, o lo que tengas ganas.

No cuidarse el cuerpo es algo que no solamente te acorta la vida y te la perjudica, sino que hasta ya pasó de moda.

Hay mil maneras de ejercitarte o cuidar tu cuerpo y tu mente sin tener que sufrirlo en el camino. El 2019 puede ser una buena chance (o una buena excusa) para enfocarse también en eso.

Está claro que habrá miles maneras más que conquistarán mejor el corazón de cada uno. Lo cierto es que, eligiendo las maneras que más te gusten, este puede ser el año en el que empieces a cambiar algunas cosas.

Nadie dice que va a salir bien seguro, pero por suerte tenemos muchos días (y muchos años) para seguir probando.

¡Feliz 2019!

Deja un comentario

Hawaii en 4K

Tremendos paisajes de Hawai, filmados con una calidad increíble por Devin Supertramp (que tiene otro gran listado de locuras en calidades increíbles), y todo orquestado con un discurso motivacional que, si bien está plagado de lugares comunes típicos de discursitos de internet, si uno logra sacarse esos prejuicios, puede servir mucho para hacerte pensar.

1 comentario

58 tips para una vida más feliz

Con un poco de humor, pero sobre todo con bastante de realidad, este video tiene algunas instrucciones para una vida feliz. 58 tips, exactamente. El video tiene subtítulos en español.

2 comentarios