Cargo con un dolor de muela de aquellos que a algunos les evocan a las partes más íntimas de las madres o las hermanas (y a veces hasta las propias, lo que implica más dolor y bronca). Esos dolores que tuve pocas veces en mi vida (y eso que en ésto de los dolores de muela y problemas con los dentistas soy un tipo ducho).

Resulta que tengo una muela que es un misterio más grande que la isla de Lost. Porque ya me dio dolores insoportables y problemas (dos noches literalmente sin dormir ni poder acostarme al hilo), la sacaron y la jodida sigue doliendo cada vez peor. Varias dentistas del consultorio miran el agujero y no tiene nada malo. Le sacan una radiografía y no sale nada. es para matarle. Guacha es.

Y en el medio me pasaron éste video (tengo [email protected] [email protected] muy [email protected] a la hora de acompañar en los malos tragos) de Colgate y el Dr. Muelitas, que además de darme el espacio para quejarme de ésto en el blog, nos responde una añeja duda que teníamos varios…