Saltar al contenido

Genialidad: El que toca el teléfono paga la cuenta

The Phone Stack

Un hombre de Los Angeles creó un juego para las comidas entre amigos llamado «The Phone Stack» que me parece una genialidad. La idea es: Al terminar de pedir la comida, se apilan los teléfonos celulares de todos los integrantes de la mesa en un mismo lugar, boca abajo. El teléfono no puede tocarse hasta el final de la cena. El que lo toca, paga la cuenta.

Entre los SMS, WhatsApp, mails, Facebook, Twitter, y demás redes sociales que nos tienen todo el día con algo para notificar, algo para revisar, y algo para responder, cada vez es más difícil tener una cena grupal sin que nadie desaparezca en su aparatito y se transforme en un walking dead (o eating dead). Es el problema de tener internet en el celular.

Pero existe una manera divertida de arreglar eso, y se llama «The Phone Stack». El juego lo creó un tal Brian Perez, en Los Angeles, el nombre original era «Don’t Be A Di*k During Meals With Friends» y las reglas y variantes son las siguientes.

Reglas

  1. El juego empieza después de que todos pidieron la comida.
  2. Todos ponen su teléfono en la mesa, boca abajo.
  3. La primer persona que de vuelta su teléfono, pierde.
  4. El perdedor del juego paga la cuenta.
  5. Si llega la cuenta y ninguno tocó su teléfono, todos son declarados ganadores y cada uno paga su parte de la comida.

Variantes

  1. El juego puede empezar después de que todos se sentaron (antes de hacer el pedido).
  2. Si llega a pasar que más de uno da vuelta su teléfono, se divide la cuenta entre los que lo hicieron.
  3. Cada grupo de amigos puede agregarle sus sanciones o penalidades a gusto.
  4. No tocar ni meterse con el teléfono de nadie más.
  5. No es necesario apilar los teléfonos (pero le agrega dramatismo), basta con ponerlos boca abajo.

La idea es que sea una diversión, y no un motivo de pelea entre amigos (de hecho, todo lo contrario, que sea un motivo de unión).

Todos tenemos un amigo que (seguro sin malas intenciones) desaparece de las salidas por vivir en el aparatito. O en el peor de los casos, nos toca ser esa persona en cuestión. Esta es una manera divertida de plantear el problema y llamarnos la atención entre todos. Nuestra manera de volver el tiempo atrás en ésta dolorosa ecuación:

The Phone Stack, el que toca el teléfono paga la cuenta

The Phone Stack, el que toca el telefono paga la cuenta

Yo me enteré del juego en TechCrunch y Cukmi.

8 comentarios

  1. rrrr

    jajaj que presión querer levantar el celular y no poder hacerlo! debe ser horrible agarrar el celular pensando que los demás van a hacer lo mismo y terminar siendo el que paga la cuenta.. no sé, lo veo difícil, pero hay que probarlo!

  2. Yo no sé si propondría pagar toda la cuenta, pero aunque sea el doble de lo propio, o algo así. Y lo que paga de más se divide para que le cueste menos a los demás. Eso estaría bueno!

  3. MUUUUUUUUUY bueno!!!!

  4. Muy buenooo!! Es para poner en práctica 😉

  5. Nataly!

    Excelente idea! Ya se lo estoy anticipando a una de mis amigas, que se levanta de la mesa y sale! Para atender no menos de 3 llamadas de su pseudo novio en cada reunión del grupo de la primaria. Encontrarnos después de 22 años se merece cierto respeto, no? Copada la idea! Gracias por compartirla!

  6. Jorge

    Y si lo apagas al empezar la reunión? Cuando vas al teatro lo apagas y no muere nadie.

  7. Jorge, yo lo suelo dejar en vibrador y no darle bola. Pero no tengo mucho drama con eso porque atiendo cuando tengo ganas y respondo cuando tengo ganas. Y la gente que me conoce ya lo sabe. 😛
    Pero no sé si todos estarían dispuestos a apagarlo durante toda la cena. Sería lindísimo! 😛

  8. rsolbes

    si lees las variantes, dice que puede empezar cuando pidan de comer, o cuando ya esten todos sentados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *