La revolucion silenciosa de Islandia

Aunque «la política no te importe», mi consejo es que leas todo lo que puedas de «La Revolución Silenciosa de Islandia«. En resumen: La gente se cansó de que la engañen y le roben los gobernantes corruptos y las grandes empresas y, por las buenas, dio vuelta la realidad del país en 3 años. Es la revolución que inspiró a los Indignados y los «Occupy’s» del mundo.

Podés ver el gran documental de TeleSur, leer ésta nota a Birgitta Jónsdóttir, un resumen de los hechos al final, o leer el post (traté de explicar lo que entendí lo mejor que pude). 🙂

Power to the people IslandiaAsí es la historia de la revolución de Islandia, que en medio de la gigante crisis local, europea e internacional, en lugar de salvar a los bancos los dejó caer, en lugar de sólo gritar «que se vayan todos» removió a todos los miembros del gobierno en bloque, en lugar de recurrir a la violencia recurrió a la inteligencia, y en lugar de sentarse a no creer en la política, y decir que son todos corruptos, salió a la calle y creó una nueva constitución, redactada por los ciudadanos.

Dejaron de lado los programas del FMI, se negaron a pagar la deuda que ellos (ciudadanos) no provocaron, una vez desplomados nacionalizaron a los bancos, crearon en algunas semanas un partido de ciudadanos, crearon gracias a internet una plataforma de democracia directa primero en Reykjavyk y después en todo Islandia (en una web llamada BetterReyjavyk los ciudadanos dejan sus pedidos de mejoras y el Ayuntamiento está obligado a analizar las 5 más votadas y dar soluciones mensualmente), ya superaron la peor parte de la crisis (en la que Europa y EEUU siguen metidísimos) y se proyecta que durante 2013 su economía va a crecer el triple que lo que se proyecta que crezca la «Zona Euro».

En ésta revolución silenciosa de Islandia, los culpables de la crisis están siendo juzgados uno por uno (desde los banqueros y grandes empresarios, hasta el ex-primer ministro, que hoy fue absuelto de culpas), el pueblo reclamó en paz y sin odios, pero saliendo a la calle. El pueblo se hizo cargo, buscó soluciones y no sólo culpables (de hecho, primero se buscaron soluciones, después se juzgó a los culpables), y entendió que al país no lo hacen los gobernantes.

Otra vez: a los grandes negocios, los grandes fraudes, y las grandes políticas de vaciamiento, no las sostienen o las propagan solamente algunos gobernantes y banqueros corruptos, sino también (y muchas veces sobre todo) grandes empresas relacionadas que sacan una parte y que (de casualidad seguro) suelen manejar gran parte de los medios de comunicación. Por eso no suena raro que la mayoría de nosotros no sepamos mucho de ésto (o que lo sepamos por alguna imagen o página en Facebook, Twitter, o algunos blogs).

En el blog «En positivo» hay una muy buena entrevista a una de las activistas de Islandia (también portavoz de Wikileaks y ahora parlamentaria). Se llama Birgitta Jónsdóttir, nació en Reykjavyk, y dice cosas muy interesantes.

El «resumen por fechas» de la revolución de Islandia yo lo vi en Facebook y sería el siguiente:

2008. Se nacionaliza el principal banco del país. La moneda se desploma, la bolsa suspende su actividad. El país está en bancarrota.

2009. Las protestas ciudadanas frente al parlamento logran que se convoquen elecciones anticipadas y provocan la dimisión del Primer Ministro, y de todo su gobierno en bloque. Continúa la pésima situación económica del país.

Mediante una ley se propone la devolución de la deuda a GB y Holanda mediante el pago de 3.500 millones de euros, suma que pagarán todos las familias islandesas mensualmente durante los próximos 15 años al 5,5% de interés.

2010. La gente se vuelve a echar a la calle y solicita someter la ley a referéndum. En enero de 2010, el Presidente se niega a ratificarla y anuncia que habrá consulta popular.

En marzo se celebra el referéndum y la opcion al «NO al pago de la deuda» arrasa con un 93% de los votos.

A todo esto, el gobierno ha iniciado una investigación para dirimir jurídicamente las responsabilidades de la crisis. Comienzan las detenciones de varios banqueros y altos ejecutivos. La Interpol dicta una orden, y todos los banqueros implicados, abandonan el país.

En este contexto de crisis, se elige una asamblea para redactar una nueva Constitución que recoja las lecciones aprendidas de la crisis y que sustituya a la actual, una copia de la Constitución danesa. Para ello, se recurre directamente al pueblo soberano.

Se eligen 25 ciudadanos sin filiación política de los 522 que se han presentado a las candidaturas, para lo cual sólo era necesario ser mayor de edad y tener el apoyo de 30 personas. La asamblea constitucional comienza su trabajo en febrero de 2011 para presentar un proyecto de carta magna a partir de las recomendaciones consensuadas en distintas asambleas que se celebran por todo el país. Debe ser aprobada por el actual Parlamento y por el que se constituya tras las próximas elecciones legislativas.

Esta es la breve historia de la Revolución Islandesa:
-dimisión de todo un gobierno en bloque,
-nacionalización de la banca,
-referéndum para que el pueblo decida sobre las decisiones económicas trascendentales,
-encarcelación de responsables de la crisis y
-reescritura de la constitución por los ciudadanos.

Está muy interesante para seguir buscando y leyendo (basta con algunas búsquedas en Google, en español o en inglés el que sepa leerlo).

Si te quejás de los políticos y las crisis, pero tampoco te interesa informarte de una revolución como ésta, me animo a decir que te merecés esas crisis y esos políticos. 😛