Sigue a tu corazón - Steve Jobs

Hay gente que no ve con buenos ojos la idea de «seguir a tu corazón», y puede que sea porque la frase a veces está incompleta, desde mi punto de vista. Me explico: Dicen que «donde esté tu tesoro, allí estará tu corazón«. Entonces, si uno pone su corazón y sus «tesoros» en los lugares adecuados, creo que no hay motivo para no «seguir al corazón»

Mi «seguir a tu corazón» no apunta a improvisar impulsos o hacer la primer estupidez que se nos cruce por delante. Está lejos de eso. Poner el corazón en los lugares adecuados lleva trabajo y hasta algo de planificación. Y tiene sentido seguir al corazón recién cuando el corazón está puesto en los lugares adecuados (que cada uno determinará, de acuerdo a dónde quiere llegar, qué quiere perseguir, y qué quiere hacer de su vida)…

Pero bueno, claramente la frase de arriba no es mía. La frase es de Steve Jobs en el discurso de Stanford (famoso y por éstas últimas semanas repetidísimo), y la pintura es de Mae Chevrette (una bestia de inspiración en su blog y su página de Facebook).