No sé si el auto me gusta tanto. Tiene unas formas raras. Pero es MINI. Tiene ese halo misterioso y hermoso que tienen los MINI o los Audi. Ese diseño copado, que da esa sensación de que está todo en su lugar, en armonía. Y tiene esa publicidad que me enamora, claro. 😛

Así se ve el concepto en imágenes por computadora, y así es como se ve en la vida real:

Mini Rocketman Concept

Tiene unos LED’s por adentro que son muy extraños, pero que me gustaron. El resto tiene una forma muy de auto guerrero de juguete. Y las puertas y el baúl se abren de una forma MUY extraña:

Mini Rocketman Concept

Me enamora el MINI (el original, no éste extraño) por su forma, por su diseño cuidado. Pero no me copa que me suene tan chiquitito (a falta de novia, llevaría a mi grupo de amigos en el auto… no entramos todos… o me consigo novia, o me busco un auto más grande, o achico el grupo de amigos a… uno o a lo sumo 2 amigos :P).

Si voy a comprar un auto chico (y sacrificar la amistad de un grupo de amigos), me compraría sin dudas un Audi A1 (y con ese la novia viene sola). Pero en aras de conservar al grupo de amigos (sin dejar de fomentar la conseguida de novia), sigo con el plan de comprarme algún día un Suzuki Swift.

Nota: Por mensaje privado acepto donaciones, inversiones, préstamos, y propuestas monetarias que no arriesguen mi integridad sexual y física.