Saltar al contenido

Etiqueta: autos

Cambiemos el juego: La publicidad «feminista» de Audi

La publicidad de Audi España para la Navidad 2016 tiene un toque genial que vale la pena ver:

Son poco más de 3 minutos, con un estilo bastante «Toy Story», se llama «La muñeca que eligió conducir» y se presenta bajo el lema «Cambiemos el juego«.

El spot está genial, pero la campaña no termina ahí. Audi hizo una web, llamada también «Cambiemos el juego» en la que amplía un poco más la idea de «aprender que jugar, como conducir, no debería incluir estereotipos de género».

Se puede reírse con las «tomas falsas» del spot, conocer un poco más a los protagonistas y, sobre todo, entender por qué razones el hecho de jugar (o de manejar) no debería ser cuestión de género. Entre ellas, una cita:

«A través del juego se aprenden todas las habilidades necesarias para la vida. Por eso es tan importante que niños y niñas jueguen a las mismas cosas.»

Deja un comentario

El mejor test-drive de Smart: ¿Pasarías un detector de mentiras frente a tu pareja, madre, mejor amigo o tu hijo?

En lo que probablemente sea el test-drive más creativo que le he visto hacer a una marca, la gente de Smart propuso una original idea para presentar el nuevo Smart Fortwo Cabrio. El punto es que el auto (al ser un pequeño-gran «descapotable») está «abierto a todo», así que sólo ganaría el test-drive también quien esté más abierto a todo.

La idea:

  • Te suben a un Smart Fortwo Cabrio junto a tu mamá, a tu pareja, a tu mejor amigo, o a tu hijo.
  • Te conectan a un detector de mentiras que indica en vivo en la pantalla del auto si estás diciendo la verdad o no.
  • Le dan preguntas a tu co-piloto (recordemos: mamá, hijo, mejor amigo, novia) para que respondas.
  • Si mentís, se cierra el auto y se acaba la prueba. Si decís la verdad, seguís camino.

El resultado es este:

¿Lo más interesante de todo? Hay preguntas fáciles para empezar a probar, pero después de un par de ese estilo, se empiezan a poner difíciles. Algunas preguntas que aparecen (si no querés enterarte de ninguna no sigas leyendo y dale play al video), por ejemplo:

  • ¿Te considerás más lindo que tu amigo que tenés al lado?
  • ¿Revisás el perfil de Facebook de tu ex cada tanto?
  • ¿Te cae bien el novio de tu hija?
  • ¿Te gusta la mamá de tu novia?
  • Si revisara tu historial de navegación ahora mismo… ¿Te resultaría vergonzoso?
  • ¿Tuviste relaciones sexuales en la cama de tus padres?
  • ¿Tuviste alguna fantasía sexual con un hombre?

Si alguna vez en mi vida lo llegara a probar, exigiría firmar un contrato que me asegure que ninguno de estos temas se sigue charlando una vez terminado el test-drive. NO SE VUELVEN A TOCAR CIERTOS ASUNTOS. 😛

3 comentarios

Surf sin límites: Todos somos iguales ante una ola

Surf sin limites: En el agua somos todos iguales

«Sin límites» se llama la nueva publicidad de Ford. Sí, es una publicidad. Y sí, el video dura casi 4 minutos. Yo sé que pedirte que mires eso es casi una locura. Pero prometo que es una historia que vale la pena mirar. Es una historia de surf, y a mi por lo menos se me pasó super rápido, el video no se me hizo para nada largo.

La historia tiene a la campeona de surf de 2014 de España, Lucía Martiño (¿la Alana Blanchard española?), y a Albert, Anna, y Gabriel, que tienen entre 20 y 25 años y nacieron con (o desarrollaron) alguna enfermedad que nosotros, los simples mortales, entenderíamos que les imposibilita hacer surf.

Pero la historia existe justamente para demostrar lo contrario.

Dicho eso, acá está:

Y la historia de Ford me hizo conocer a la asociación Play & Train, que desde 2008 busca «poner a disposición de las personas con discapacidad y sus familias el derecho a poder acceder a la práctica, aprendizaje y formación de actividades deportivas, de élite y recreativas, independientemente de la capacidad, género y edad«.

Tienen campamentos de surf y diferentes actividades geniales, y su sitio web permite donar, colaborar, y hasta comprar merchandising para ayudar a su desarrollo.

Por si también te interesó, acá está su presentación (ya que estamos en la onda de ver videos emotivos), con el texto «No te rindas» de Mario Benedetti y algunas imágenes geniales:

Yo lo vi en nuestro blog amigo, Creatividad Publicitaria. 🙂

Deja un comentario

Fiat y El Campito: Los mejores compañeros de ruta

Fiat y el refugio El Campito (una ONG que tiene unos 750 perros listos para adoptar) hicieron una acción conjunta.

Aunque al principio toda acción «solidaria» de estas se mira con un poco de recelo, con el paso del spot se me fue haciendo copada y me fue causando ternura. Creo que está buena la idea. 🙂

Y una vez que te enterneciste con el video, está muy recomendado darse una vuelta por la web de «El Campito» y ver algunas de sus particularidades (entre ellas: «El club de los disca» para perros paralíticos, ciegos, con 3 patas, o que necesitan cuidados especiales; o «El club de los viejitos», para los que fueron abandonados porque simplemente dejaron de ser cachorros o para los que llegaron a viejos en la calle sin haber conocido nunca el calor de una familia).

Deja un comentario

Mi papá, mi héroe

http://youtu.be/dxZu-6jewL4

My dad, My hero2 spots diferentes, con sus diferentes ondas. Uno de autos (con lo que nos gustan las publicidades de autos) y uno de… chicles. Los dos con el foco puesto en la relación con papá. Y las dos emanando un poco de ternura cursi, que siempre viene bien.

Por un lado la que encabeza el post: se llama «Origami» y es de los chicles «Extra». ¿La idea central? A veces las pequeñas cosas son las que más duran.

Por otro lado la de abajo, del nuevo Toyota Verso. Se llama «My dad, my hero» y va un poco más por el lado de lo que idealizamos a papá. No tiene un mensaje central (al menos no uno obvio y claro, uno puede darle las vueltas que quiera), pero va por el lado de la ternura también:

http://www.youtube.com/watch?v=bHbRS4tWNrI

A veces la publicidad, además de vender, puede transmitir un mensaje copado. Puede emocionar, puede dejar alguna enseñanza, o hasta dejarnos pensando. Si uno logra unir esa enseñanza al producto que intenta vender (porque tampoco es que está haciendo cortos benéficos: en algún momento el producto tiene que aparecer y ser vendido, para eso estamos), logra enamorarme un poquito.

PD al margen: No pude evitar tener un pequeño flashback a Prison Break en la primera. El que la haya visto sabrá a qué me refiero. El que no, no se preocupe. No es spoiler. 😛

Deja un comentario