Si alguno me lee en Facebook, es probable que sepa que estoy próximo a comprarme un Ukelele (y así tachar la primera y más simple de mis cosas que hacer antes de morir). Quería tenerlo para el viaje a la playa, pero no llegué con el tiempo y la plata, así que seguro sea un auto-regalo de inicio de año.

Pero si hay una persona que eleva hasta niveles impensados la intención de compra, es éste niño Ukelele japonés al que ya vimos tocar I’m Yours. (que tiene más de 31.000.000 de reproducciones… no sé si ya lo hacen, pero deberían regalarle ukeleles como recompensa).

Ahora, como aliciente para arrancar el fin de semana con los niveles de buena onda bien altos, helo aquí tocando «Ob-La-Di Ob-La-Da», de The Beatles. La letra no se la sabe del todo, pareciera, pero le pone una onda que te morís. 😛