Después de pedacitos de Chuck como éste, uno tiene que salir a buscar una novia al mundo real. Entiendanmé que se me complique muchísimo… 😛  Y aunque poniendolo así suene más sexual que otra cosa (¡prometo que no, estoy profundamente enamorado!), tengo más pruebas:

Insisto: todo ésto sin contar capítulos como el del tren, o el de la casa en los suburbios. Maldita sea, cómo me gusta «Chuck» y cómo me caso con ésta muchacha

Nota al pie: A vos que estabas por hacer el chiste con el doble sentido del «subiendo la vara», ¡cancelá que está cantadísimo!.