Ya vimos algunos videos que muestran cómo creen algunos que será la tecnología en un futuro no muy lejano. «El futuro según Nokia» y «The ambient life» se me vienen a la cabeza ahora. Y éste es uno de esos pero enfocado en las pantallas.

Así que muestra cómo sería un día común en 2014: Con una especie de iPhone que se estira hasta formar casi un iPad, un espejo que saluda y da datos y noticias del día, un monitor transparente que se ve de ambos lados, un escritorio que muestra información, teléfonos que se pasan información con sólo arrastrarla, y sobre todo con… ¡Suecia campeón del Mundial de Brasil 2014!. 😛

Todo parece permanentemente conectado a internet y todo responde a las manos con naturalidad (tanto a los toques como a los gestos hechos al aire). Y todo es más finito también, por lo visto.

El Magic Mouse de Apple (que es glorioso, dicho sea de paso), el teclado, y el despertador analógico típico, siguen existiendo. Y el mundo sigue siendo tal y como lo conocemos, en lo que es un duro embate para las predicciones mayas. 😛

Al margen: Me acuerdo de haber visto un video en el que Bill Gates imaginaba el año 2000. Las billeteras no existían, se pagaba en cualquier lugar con un aparatito digital que funcionaba de tarjeta de crédito (algo así como lo que recién hoy se está empezando a usar en el iPhone), los chicos daban orales en el colegio con unos micro-proyectores raros (aunque todavía usaban PowerPoint), y demás.

Era entre loco y gracioso ver eso desde el mismo año 2000. Ver éstas cosas que nombro, que se podría decir que se cumplieron (aunque un tiempo después) y ver las que no (la mayoría), pero ver cómo la cabeza del tipo podía ir más allá de lo que ya existía.

Lo que creo que termina resultando gracioso de éste tipo de videos es que solemos mirar con la mente actual los problemas y las soluciones futuras. Entonces suelen salir aparatos que, viéndolos desde el futuro, seguramente causen gracia.

Estos que vemos no parecerían ser tan locos y pifiados, y algunos hasta dicen que gran parte de lo que muestran es posible con la tecnología actual. Así que será cuestión de creerles, o de esperar al 2014 y ver cuán acertados o pifiados resultaron… Si es que Dios y los mayas (?) nos lo permiten.