Me llega cadena de mails general del grupo de amigos planeando los festejos del Día del ídem:

Amigo 1 – Bueno, entonces mañana a las 22 hs. Pero ojo, ¿hablamos del bodegón de la Plaza o del de Beiró? Avisen porque es fija que la mitad vamos a uno y la otra mitad a otro.

Amigo 2 – Es como en las vacaciones en Santa Teresita… 4 dabamos la vida que la toalla de la caca era la rosa… Otros 4 daban la vida que la toalla de la caca era la amarilla… Estuvimos 5 o 6 días comiendo bosta, y recién ahí uno se planteó si usaba la toalla correcta. La de la caca era la rosa, muchachos, doy la vida.

Me pierdo el bodegón por el viaje, pero cómo los quiero a éstos tipos…