«¿Qué tipo de ideas destina al blog? Ninguna en particular. Los sismógrafos no eligen los terremotos, reaccionan a los que van ocurriendo. El blog es eso, un sismógrafo. Aquellos que me han leído saben que pueden encontrarse cada día ante algo totalmente inesperado.»

Eso le preguntaron y eso respondió José Saramago, Premio Nobel de Literatura, sobre su blog (El cuaderno de Saramago) en una nota de Clarín que ya tiene un tiempo.

Me gustó pensar (salvando las distancias, claramente) a éste blog como eso. Un sismógrafo que reacciona a lo que pasa alrededor, a lo que me pasa por la mente, o a lo que se me canta las tarlipes se me antoja escribir.

Desde un motoquero con una sandía en la cabeza hasta uno de los discursos más inspiradores que escuché en mi vida. Todo eso sin escalas ni entretelones.

Y esa es la gracia también. ¿No?.