Títulos alternativos: «Caer más bajo de lo establecido como ‘lo más bajo’«, «Hosteando por un sueño«, «Tettatec«, «Si no pedíamos hosting… Papas ni pidamos«… y podía seguir probando un rato.

Sin dudas el que más vendía era «Dattatec de nuevo en bolas«, y como todo es marketing en ésta vida (que lo digan éstas dos inocentes muchachas, sino) ahí está.

Descubrí un denominador común entre Dattatec (Dattatec, Dattatec 🙂 ) y el resto de la poca gente que detesto: Todos al caer en picada usan el recurso de las minas en bolas.

Como estrategia de marketing de una empresa seria, me parece bastante limitado, pero bueno, para éste caso puede andar.

No es que sea algo que me preocupa eso de que los del lado oscuro usen a las minas en bolas, al contrario. Al margen de cualquier discurso moralista (que bien cabe en la situación), estoy contento y hasta orgulloso de estar «de éste lado».