La consigna del post es decir lo que se me pasa por la cabeza mientras escribo. Cada párrafo no necesariamente está relacionado con el anterior. Mientras escribo miro la tele, leo el diario, y hablo con gente por msn. Espero que no se note.

No entiendo cómo algo puede vencer en "Febrero del 2010". Osea que para mi cumpleaños (31 de enero) me lo puedo tomar, pero al otro día ya no. O no sé… porque no sé si vence el 1 de febrero o el 28. Es curioso.

Encima lo que vence en Febrero del 2010 es la pastilla de Amoxicilina que estoy tomando. Cuando vence un remedio… ¿Simplemente no cura más? ¿O me empeora la enfermedad también? Onda, yo tomaba por las dudas de que se infecte una muela por un tratamiento… y cuando tomo vencido tengo se me infecta y además tengo diarrea…

No entiendo tampoco que la Coca-Cola tenga vencimiento. Si ya de por sí es todo lo dañina para la salud que dicen, ¡no me quiero imaginar cuando esté vencida! 

La Miss Argentina dijo: "No tengo novio, por eso me considero una mujer inteligente. Me ahorro un montón de problemas." Y dejando las distancias sexistas de lado, los famosos por crear problemas donde no los hay, no somos los hombres (aunque eso no quiere decir necesariamente que la fama sea cierta). Igualmente, el sexo masculino agradecido por las declaraciones de la señorita. Hablando de vencimientos… ésta piba venció a todas las demás… (va para toda la popular que se queja de mis chistes malos).

Ésto pasa todos los días. Vivo en Monte Castro. Pero cuando al delivery le digo "Monte Castro" me dice "ah no, hasta ahí no llegamos". "Bueno, entonces traemelo a Devoto… acá a 5 cuadras de la carcel". "Ah bueno, ¿cómo es la dirección bien?". Hay una parte de nuestros barrios que es todo lo mismo. El problema es que nadie se decide bien qué es. Villa Luro, Floresta, Monte Castro, Devoto… para cada uno es lo que cada uno decide.

Puede que en cuestión de meses me arrepienta de éste comentario, pero no me gusta que las notebooks vengan cada vez más chicas. Más finas si, me parece útil y estéticamente bueno (mientras mantengan funcionalidades). Pero más chicas no me gusta, qué se yo.

No es muy difícil despertar en mí las ganas de viajar. Es como que siempre están a medio dormirse. Pero éste video de Martin caminando por San Francisco las despertó de nuevo. Es simplemente eso, un video de alguien caminando por distintos lugares de San Francisco… Y me gustan esas cosas…