Atrapa tu sueño: Una familia argentina lleva 14 años viajando por el mundo

En este blog nos gusta conocer las historias de personas que están cumpliendo su sueño de viajar por el mundo. Con diferentes motivos, diferentes medios, y hasta diferentes compañías, pero todos experimentando esa idea de «ir por todo», de viajar y vivir la vida de sus sueños.

Hoy tengo para mostrar la historia de una pareja que juega en las grandes ligas de los viajes por el mundo. Ellos son dos argentinos: Herman Zapp y Candelaria Chovet. Están casados, pasando los 40 y viajando por el mundo hace ya 14 años. Pero ya no viajan sólos: en el camino se fueron creando nuevas compañías, no sólo de aquellos que conocieron en el camino, sino de sus 4 hijos, que fueron naciendo a lo largo de esta tremenda aventura.

Ella era secretaria y él tenía una casa de computación. Hasta que en un momento decidieron no esperar más al momento ideal y empezar a vivir esa vida que siempre habían soñado, juntos y por separado. Eso fue el 25 de Enero del 2000. En pleno cambio de siglo emprendieron esta travesía a bordo de un auto de… (atención)… 85 años.

Los viajes de la Familia Zapp

El protagonista a motor de la cuestión se llama (porque también tiene nombre) «Macondo Cambalache«, un Graham – Paige de 1928 que sólo puede acelerar hasta 64 km x hora. Lo compraron a poco de salir, y lograron arrancarlo por primera vez un día antes de ese 25 de Enero. Partieron desde el Obelisco, el que fue el kilómetro cero de su largo viaje por el mundo, y… A los 55 km de empezar ya los hizo parar en un taller.

Hoy el auto está remodelado por ellos mismos, se agrandó unos 40 cm, y ya incluye todo lo que ellos pueden llamar «casa». Incluída una cocina y un baño químico.

Porque el que empezó siendo un recorrido de 6 meses desde Argentina hasta Alaska, se transformó en una aventura de 14 años que ya pasó por TODO el continente americano, Oceanía, Asia, que hoy los encuentra en Zimbabwe, Africa, y que a futuro saben que seguirá por Europa. ¡Si hasta construyeron una balsa de troncos para poder cruzar (ellos y el bendito auto) por el Amazonas!

La familia se completa, al día de hoy, con: Herman, Candelaria, Pampa (nacido en Carolina del Norte), Tehue (nacido en los 20 días que pasaron en Capilla del Señor antes de retomar viaje), Paloma (nacida en Vancouver), y Wallaby (nacido, obviamente, en Australia).

En medio del viaje editaron un libro que probablemente viste en la sección de viajes de varias librerías del mundo. Se llama «Atrapa tu sueño» (o su versión en inglés: «Spark your Dream») y cuenta la primer parte del viaje, esa que recorrió desde Argentina hasta Alaska. Pero no es sólo sobre el viaje sino lo que simboliza ese viaje en su vida y en la de los que leen.

Los viajes de la familia Zapp

Para el que quiera conocer a fondo la historia, allá está el libro, el grupo de Facebook, y hasta una buena charla subida a YouTube. Yo, mientras tanto, dejé algunas frases de Herman que leí o escuché dando vueltas por ahí y me dejaron pensando un rato:

«La gente sigue siendo lo mejor y la mejor sorpresa de nuestro viaje. Es increíble, hoy en día ya somos seis en la familia y la gente nos recibe igual en sus casas y comparte con nosotros su mayor fortuna: su familia y su hogar».

La educación para la familia Zapp: «Que un niño crezca viendo el mundo en el mismo mundo, que aprenda idiomas en el lugar en el que los hablan, que sea recibido en la casa de un pescador, un campesino, un rico, un pobre, un Amish, un protestante, un judío, un musulmán, y si alguien les dice que se cuiden de ellos, que ellos puedan decir que estuvieron en su casa».

«Lo único seguro en la vida es la muerte. Todo lo demás uno se lo tiene que asegurar, tiene que ir por eso».

«Una montaña después de mil montañas, es una montaña más. Una playa después de mil playas, es una playa más. Pero esa persona que conocemos, que nos acoge, que nos ayuda… es la razón por la que volveríamos a ese lugar«.

Está bueno motivarse un poco con la historia y el pensamiento de otro, y que sirva no sólo como un «recreo» a los ojos, sino como un empuje de motivación para poder atrapar nosotros también esos sueños que estamos persiguiendo. 🙂

La charla completa para ver en YouTube si a alguno le interesa: