En plena época de fiestas, navidades, reyes, y muchos regalos, he aquí un enfoque diferente. Sí, ya pasó la época de fiestas, pero la época de regalos no termina nunca durante el año.

Seguimos teniendo cumpleaños, días de la madre, del padre, del niño, de los enamorados, de la secretaria, de todo. Y así y todo, siempre está bueno regalar «fuera de fecha» (a mi por lo menos me gusta más que regalar en fecha).

Me gusta regalar, sorprender, dar algo inesperado sin esperar nada a cambio. Me gusta sacar sonrisas, generarle un buen momento a los demás (sobre todo si son gente querida) sin ningún motivo aparente o puntual. Y me gusta también el espíritu de las fiestas, de la alegría, de que la gente se junte a comer algo rico, de que cambie de año y todos planeemos cosas nuevas, todo.

No es que esté en contra de todo eso. Algunos ya se van a un poco a los caños también, sí. Pero tema suyo. La cosa es: Está bueno ver los regalos y ese espíritu festivo desde otro lado. Y ese otro lado vienen a aportar éstos dos spots. El primero de la Cruz Roja (el más acertado en idea y tono, a mi gusto) y el otro de Unicef (llamado «Santa«).

Al margen de salir o no de a montones corriendo todos a donar a Unicef o a la Cruz Roja (que estaría bueno), está bueno también pensar un poco en los regalos que regalamos (que pueden ser buenos e ideales para sus destinatarios o pueden ser porquerías inutiles que ni siquiera les sirven), y en los que podríamos estar regalando (y no solo a los materiales… y no, no estoy hablando -al menos no necesariamente- de cochinadas :P).

Los dos spots los vi en Creatividad Publicitaria: Cruz Roja y Unicef. 😀