Camara iPhone 4Una es una historia de amor ficticia y una es una boda verdadera. Una tuvo lugar parte en Nueva York, parte en Londres y algo en París, y la otra en alguna playa, un día nublado (¡Qué bajón casarte en la playa y que te toque un día nublado/casi tormentoso!).

Una se filmó con un Nokia N8 y la otra se filmó entera con el iPhone 4, por fotógrafos profesionales y todo (de hecho, se jacta de ser «La primer boda filmada y fotografiada completamente con un iPhone 4«).

Si me preguntan a mi, un smartphone (cualquiera de los dos) puede sacar muy buenas fotos. Pero yo para mi casamiento sigo prefiriendo al tipo que sabe del tema con el equipo que mejor le funciona para el tema. 😛

Splitscreen: A love story (Nokia N8)

La primera se llama «Splitscreen: A love story«. Ese es el título que un muchachito cualquiera le puso a éste tremendo video que grabó con el Nokia N8 para un «concurso de videos» grabados con ese móvil, el Nokia Shorts Competition 2011 (concurso que ganó, con premio de U$S 10.000).

Si estás como yo preguntándote cómo hizo para grabar eso, he aquí una pista que puede servir (el tipo subió un video del «Making Of»). ¿Uno de los secretos? El Steadicam Smoothee, un estabilizador de imagen originalmente hecho para el iPhone 3GS, que el tipo adaptó para el Nokia N8.

El casamiento filmado íntegramente en un iPhone 4

De ésto, lo dicho: Está buenísimo el iPhone 4, de hecho quiero uno (y de hecho: ¡felices 4 años al iPhone!). Está buenísimo que al fin sea un iPhone que saca buenas fotos y graba buenos videos. Está buenísimo Apple también. Y está buenísimo sobre todo casarse en la playa.

Pero dado que pienso hacerlo una sola vez en la vida (y que mi esposa va a estar más buena que los Havanna con Coca-Cola, de esas que rajan la tierra… o para el caso la arena), prefiero que las fotos de mi casamiento estén en la mejor calidad posible. 😛