No me suele copar cómo se trata la información de los terremotos y demás desastres naturales alrededor del mundo. Con la excusa de mostrar toda la información se muestran cosas que no son necesarias, con un amarillismo que en vez de mostrar oculta, y sin interés real por las personas que están sufriendo la situación (entiendo que las empresas gigantes que cuentan las noticias no tienen por qué interesarse por las personas de fondo, pero a mi no me gusta).

En cambio sí me gusta ésta posibilidad loca que da internet de que sea el mismo tipo que sufrió la noticia el que te la cuenta. Muchas veces eso podría jugar en contra (andá a hacerle una pregunta a Susana Gimenez apenas le mataron al asesor, sino), pero muchas veces pueden pasar cosas copadas como éste video, filmado un minuto después del terremoto en Nueva Zelanda.

Después alguien analizará en frío la cuestión, alguien la contará teniendo en cuenta otros factores, y demás. O, como pasa de nuevo con la sección «In Focus» de The Atlantic (ex «The Big Picture»), internet dará la chance para que fotógrafos de todo el mundo y de todas las agencias muestren sus mejores capturas del mismo acontecimiento.

Terremoto en Nueva Zelanda

Terremoto en Nueva Zelanda

Terremoto en Nueva Zelanda 2011

Terremoto en Nueva Zelanda

Me copa también eso que da internet de poder leer la impresión de un flaco que siento que ya conozco por leer su blog a diario (en inglés) desde que planeó «dejar todo e irse a vivir a un tiempo a Nueva Zelanda». No la leí todavía (me toca el fin de semana… ¡es en inglés, necesito mi tiempo! :P), pero me copa tener la posibilidad

En Diario del viajero (el blog en el que vi el video de arriba) proponer darle para adelante con otra de esas ventajas copadas que da internet: Donar algo de plata a la Cruz Roja de Nueva Zelanda a través de su web, como para ayudar de alguna manera y a la distancia…