Y cuando digo increíble, hablo de algo literalmente no creíble. Por lo menos no del todo (en serio suenan así todas las cosas). Y por lo menos para mi (y para algún par de tipos que veo que le tiraron «Fake» al video en YouTube). La de la publicidad de Coca-Cola de arriba es la nueva «Coca-Cola Music Machine«, una máquina musical hecha por una familia, promoviendo una nueva campaña de la marca.

En medio de todo el asunto del «Destapá Felicidad», los viajes de la Felicidad, y todo el asunto de la felicidad en todas sus variantes, la marca saca ésta nueva campaña que pretende que las familias creen su propio spot interpretando el clásico jingle de la marca («I’d like to buy the world a Coke») y lo suban a YouTube.

La propuesta de la publicidad viene con una máquina músical estilo Rube Goldberg, de esas que vimos en el famosísimo video de This too shall pass, de OK Go, o hasta en una publicidad de Cadbury. Acá le agregan el asunto de que la misma máquina hace todo el asunto musical…

Ya por el hecho de que sea de Coca-Cola me da ganas de tener una en casa. Que haga música, que diga la hora, que no haga nada si no quiere, pero que me sirva Coca-Cola… 😛