Saltar al contenido

Flashmob de Navidad en Canadá

En otro de esos flashmobs en los que la gente se pone a cantar limadamente bien en un lugar público, llega éste flashmob navideño llamado «Christmas Flash Mob» y formado por más de 100 personas en el patio de comidas del shopping The Welland Seaway Mall (en la Península de Niágara, en Canadá).

Algunas cosas al pasar:

  • Me mata el Rodrigo de la Serna subdesarrollado (y medio embultado, todo sea dicho) que aparece a partir del minuto uno.
  • Lo que más sigue garpando de éstas cosas es la cara de la gente que no sabía. Sobre todo de los nenes. Hilando más fino: Sobre todo la del nene de buso GAP azul. 😛
  • En ésta ocasión me caso con la chica del minuto 2:50.
  • Los que cantan son los muchachos y señoritas del Chorus Niagara.
  • No veo que sea de ninguna marca o cuestión en particular. Está bueno eso también.
  • De nuevo: ¡Feliz Navidad! (de a poco va quedando menos friki que lo diga).

9 comentarios

  1. Leí el texto primero y después vi el video y cuando apareció el Rodrigo e la Serna subdesarrollado me empecé a cagar de la risa, jaja. Todo el espíritu navideño se fue el joraca, sabelo 😛

  2. Agos...!

    Pero si estás igual! Igual a Rodrigo…
    a mi me cayó simpático el de buzo celeste al que se le están volando las chapas…

    Me encantaría ver una cosa así. Me muero de emoción.

  3. 1. Estas cosas me hacen creer en la gente, me hago un nudo en la garganta cada vez que veo como un grupo de personas se juntan y hacen «magia», me devuelve un poco la esperanza de pensar que «somos mas los buenos».
    2. Boludo te dicen para enamorarte a vos no?

  4. Darín

    No se si será porque ya estoy podrido de escuchar coros cantar Hallelujah de F. Haendel o si realmente ya me aburrieron estos flashmobs de cantantes en los centros comerciales =P

    De todas maneras, gracias por la buena onda de siempre!

  5. Silvi

    yo pense q yo era la única goma q se emocionaba con esas cosas,
    pero me encanto! al nivel lagrimas (si, soy un poco exagerada, pero es espectacular) ahora lo quiero hacer con el gospel!

  6. jaja Silvi, no, varios nos emocionamos! Salvo los que, como el amigo Darín, se hincharon un toque las bolas de emocionarse por cosas parecidas todo el tiempo! 😛

    A vos te pega para las lágrimas porque vos podrías hacer eso… nosotros es más mirarlo con cara de «Mirá que hij…» 😛

    Pato, Agos, tal cual, yo desconecté apenas lo vi a Rodrigo ahí cantando!

    Tonga, me pasa lo mismo, me emociona más el acto genuino de limar juntos por una causa medio cursi! 🙂

  7. Walterio

    No entiendo cómo lo que emociona, puede dejar de hacerlo en algún momento, todo un fenómeno social para analizar, especialmente en las generaciones más jovenes. Año a año compruebo en la escuela que los chicos llegan más insensibles a todo: a las sorpresas, al dolor ajeno, a las manifestaciones de ternura.

  8. jeje Walterio, tampoco creo que de para mucho análisis sociológico. Se aburrió de que varios sean siempre muy parecidos entre sí y punto! 😛

  9. Rocio

    Está bueno que el coro salga del teatro/iglesia o donde sea su lugar habitual, para encontrarse con la gente desprevenida de un shopping (como en el alto palermo), almorzando (como este), o en una estación de tren (vi uno que fue en retiro, de una orquesta sinfónica).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *