Supongamos que usted es un hombre común como cualquier otro (si usted es mujer, suponga conmigo también). Con deseos heterosexuales, vale aclarar. Y viene Nicole Neumann (o la que te guste por el estilo), se mete en una especie de cabina traslúcida en Florida y Corrientes (sobre Florida) y se empieza a bañar como si nada.

Más o menos eso es lo que pasó en Moscú gracias a Palmolive. Una muchacha importantemente bonita que llega en un Mini Cooper, se baja, se mete en una especie de cápsula traslúcida y, obviamente con el shampú de la marca, se pone a bañar como si estuviera en su casa. O un poquito más provocativamente que eso (imagino que en la casa canta, se rasca un poco el upite, y todas esas cosas).

Digo más o menos porque no veo que caiga agua por ningún lado, pero dejenme vivir feliz con la idea de que ella se bañó, se secó rápido, y se fue en el Mini-Cooper como si nada. 😛

La publicidad es del Palmolive Nutra-Fruit, y pareciera que los muchachos de la marca tienen algún tipo de fijación con todo ese asuntito de bañarse en público. Acá hay otra versión (ésta ya de estudio, no de «vida real») grabada en una fuente…

Ojo, al entrar en la web aclaran con cuidado «Please do not shower in public» (Por favor, no te bañes en público). No sea cosa de que te lo tomes muy a pecho. 😛