La cerveza Budweiser hizo una campaña bastante especial para el Mundial 2010. Se llama Bud House y tiene la idea de ser un reality show mundialista estilo Gran Hermano.

Hay una casa en Ciudad del Cabo (Sudáfrica) y un participante de cada país que juega el Mundial (32 participantes). Cuando pierde tu país, perdés vos. La gente participa (por medio del sitio web en cuestión) para premiar o castigar a los concursantes.

Van a vivir juntos en una mansión con pileta y buena vista (en piezas separadas por los grupos mundialistas), mirar los partidos juntos, comer, dormir, y por la cara con que la piba de Argentina (Gaby, de 25 años) miró al flaco de Inglaterra, se me hace que eso no va a ser todo.

Los dos finalistas van a ver la Final en Johannesburgo, y el hincha que representa al Campeón del Mundo (léase: Gaby) le va a dar el «Trofeo Budweiser de Jugador el Partido» al mejor jugador de la Final (léase: Messi).

La representante de Argentina entonces es Gabriela Cóceres, santafesina de 25 años, modelo, promotora, actriz, ex morocha con bikini de Amerilab Silhoette, con un aire lejano a Julieta Prandi, y me pareció ver que hincha de Unión de Santa Fé.

En su video de presentación (abajo) es donde menos linda pero más parecida a Julieta Prandi salió. Lo que me genera una contradicción cerebral que no puedo superar.

En Facebook se puede apoyarla en la página Gaby from Argentina y en el grupo Apoyemos a Gaby en el Mundial. Y tiene además su cuenta personal (que nos dice que está soltera).

Se puede seguir el reality (que va a tener videos diarios) en el canal de YouTube de BudUnited o en su página de Facebook.

Me cuesta sentir afinidad por alguien que entra a una casa tipo Gran Hermano, pero la idea de tener a un hincha rival a la hora del partido, el hecho de vivir las 24 hs el Mundial, con las previas, la mística, y la chance de ir a la Final del Mundo, me parece simplemente espectacular.