Alma (ni soul, ni cosas raras: ALMA, en español) se llama un corto de 5 minutos de duración que me encontré dando vueltas por Vimeo.

Me llamó la atención el nombre, me gustaron mucho los dibujos que tiene (parezco un nene con eso de «me gustaron los dibujos», pero en mi lenguaje técnico se dice así, ¡pucha!), y me terminó copando la historia. Simple, cortita, pero copada.

Después de verlo me entero que el corto tiene una web oficial, que viene ganando varios premios en diferentes lugares en los que es proyectado, y que fue hecho por como 15 personas.

Uno se piensa que al no ser «Avatar», hay un sólo ñoño con mucho café, que durmió poquito por mucho tiempo. Pero no: es un trabajo de varios. Y bastante más complicado de lo que parece (eso por uno de mis varios cursos hechos a medias, me consta).