La nueva publicidad de Quilmes habla, curiosamente, de una propaganda de Quilmes. Y pienso que es tan divertida como fácil de crear. Porque uno como creativo sólo tiene que pensar los condimentos de una publicidad usual de la cerveza, esas que dicen Quilmes por todos lados (no sólo literalmente hablando), irlos repitiendo y narrando. Y, boom, ya salió la publicidad.

Una publicidad que en pleno invierno (el fuerte de las cervezas es claramente el verano) aprovecha las recetas ya probadas y exitosas de las publicidades del verano y sigue teniendo éxito. Sin ideas nuevas. O con la idea nueva de no poner ideas nuevas.

Ésta «propaganda de Quilmes», como todas las espectaculares publicidades de verano de la cerveza de los últimos años (y como las del día del amigo, las del Quilmes Rock, la del daltónico de TyC Sports, la araña de Movistar, las de Tulipán… y puedo seguir) están hechas por la prestigiosa agencia Young & Rubicam.

Los componentes de una propaganda de Quilmes entonces serían:

  • Todos toman Quilmes (lógicamente… aunque eso… ¿»Es normal»?).
  • Toda las espumas al mismo nivel.
  • Las etiquetas mirando para el mismo lado.
  • Mujeres lindas bailando.
  • No se puede insultar.
  • El famoso «hitazo».
  • Las chicas que miran desde la barra en cámara lenta.
  • El pibe fachero que sirve «dos Quilmes bien ricas y heladas» mirando a la cámara. 😛
  • El vaso sirviendose inclinado (también con el «Quilmes» mirando a la cámara), lentamente y «transpirado».
  • Termina cuando tomás la cerveza.
  • Fiesta que explota, logo, (faltó «Plano que se aleja despacito y para arriba»), locutor.

Nota al pie: Sí, a todos nos dijeron en el colegio que cuando es con fines comerciales no es propaganda, sino publicidad. Pero no nos dijeron que por ahí el termino «propaganda» es más «customer friendly». 😛

Rememorando (y de paso dandole alguna que otra visita a post viejos), las publicidades de Quilmes de veranos anteriores: Partido de la costa | Mar del Plata – Mar Azul | Villa Gesell | Pinamar.