De a poco algunos lectores de éste blog se van sumando a Twitter. Y de a poco entonces van a ir entendiendo algunos chistes de aquellos pocos que hacemos del tema en el blog (no hacemos muchos porque: a. La mayoría no son graciosos, b. Todo el mundo los publica en su blog antes, c. No me copa que la gran mayoría no entienda tantas cosas del blog… 😛 ).

Lo bueno de éstas 46 fases de Twitter es que no es necesario ser usuario para entenderlo completamente. Con que te hayas burlado alguna vez del que usó Twitter ya entendés por lo menos los primeros dos puntos. 😛

Acá están entonces las 46 fases de Twitter:

  1. Oyes hablar de Twitter. Te burlas.
  2. Vuelves a oír hablar de Twitter. Te vuelves a burlar.
  3. Oyes hablar de estrellas que están, parece ser, en Twitter. Te burlas, pero te prometes a ti mismo que lo comprobarás.
  4. Te conectas a Facebook para sentirte más seguro.
  5. Te inscribes en Twitter
  6. Lo dejas porque te parece una cosa estúpida.
  7. Criticas con fuerza a aquéllos que están en Twitter.
  8. Comienzas a seguir a gente como @amartino @earcos @conz y a alguna que otra persona que conoces en la realidad. (cambié éste punto para el twitteraje latinoamericano/argentino).
  9. Escribes un primer tweet del tipo: “estoy probando esto de Twitter”.
  10. Tratas de indagar un poco más en Twitter.
  11. Te percatas del uso frecuente de términos como ‘tweet’, ‘Twitter’, ‘Twitterverse’, ‘Tweetie’, ‘Tweetdeck’, y algo llamado RT.
  12. Te vuelves a burlar, pero esta vez es porque no comprendes nada.
  13. Dices a tus amigos: “he probado eso de Twitter, pero no he entendido nada y, de todos modos, es algo estúpido”.
  14. Te conectas a Facebook porque al menos ahí entiendes algo.
  15. Lees un artículo sobre Twitter en alguna parte.
  16. Vuelves a conectarte a Twitter.
  17. Evitas palabras como ‘tweet’, ‘Twitter’, ‘Twitterverse’, ‘Tweetie’, ‘Tweetdeck’ y ‘ReTweet’.
  18. Respondes algo a @earcos (cambié éste punto para el twitteraje latinoamericano/argentino).
  19. Te maldices por haber caído en la trampa.
  20. Te desconectas durante cuatro meses.
  21. Te vuelves a conectar. Solo para echar un vistazo.
  22. Escribes un texto relativamente gracioso.
  23. Ves aparecer los RT.
  24. Descubres que RT quiere decir ReTweet.
  25. Te fijas como objetivo en esta vida ser retwitteado.
  26. Instalas una aplicación de Twitter en tu móvil.
  27. Dejas de tener vergüenza cuando dices “tengo que twittear esto”.
  28. Empiezas a asistir a eventos sólo para poder twittearlos.
  29. Rezas para ser ‘retwitteado‘.
  30. Recargas la página. F5. F5. F5. F5.
  31. Apagas el ordenador.
  32. Lo enciendes. Cargas la página. F5. F5.
  33. Piensas en 140 caracteres.
  34. Consultas el móvil todos los días, a todas horas.
  35. Twitteas que consultas el móvil todos los días, a todas horas.
  36. Te enemistas con la gente que conoces para impresionar a gente que no conoces.
  37. Pierdes peso porque se te olvida comer.
  38. Dejas el teléfono cerca de la cama para poder consultar Twitter antes de dormir.
  39. Defiendes a muerte Twitter frente a sus detractores.
  40. Cuando te escuchas a ti mismo, te das cuenta de que te has convertido en una de esas personas que antes detestabas.
  41. Empiezas a sentirte como un robot. Empiezas a reaccionar como un robot.
  42. Haces el propósito de dejar Twitter para no volverte completamente loco.
  43. Te lo vuelves a pensar e incumples tu propósito.
  44. Te dices: “podría twittearlo”.
  45. Percibes la ironía de la situación.
  46. La twitteas.

Lo vi en Gran Angular: «Las 46 fases en Twitter».