Mirando The OC siempre envidiaba no sólo el hecho de que los pibes éstos tenían tremenda pileta con tremenda vista en la casa, sino además que tenían unos sillones inflables que eran mejores que cualquier sillón que pueda encontrarse en mi casa.

Bien, mis momentos de envidia hacia ellos terminaron, y se redireccionan hacia cualquiera que tenga el siguiente sillón de pileta motorizado:

Sillon de pileta con motor

Es obviamente inflable, tiene espacio para un vaso de coca-cola (en mi caso por lo menos) y tiene dos joystick para manejarlo moviendose alrededor de la pileta.

Una pileta como la de la serie y un sillón como éste con una bonita cónyuge arriba están sin dudas en el relato imaginario de la casa de mis sueños. Lamentablemente por el momento todos son bastante difíciles de conseguir. 😛

Para el que le importe, a ésta especie de «Pool Sofa» la vi en PuntoGeek, y se puede comprar a U$S 125 en HomeWetBar.