Y ya que seguimos hablando de Coca-Cola, hago un llamado a la solidaridad:

Paremos con la mentira de que la Coca-Cola Zero tiene el mismo gusto que la Coca-Cola común.

Es lisa y llanamente mentira.

Las lenguas esas DEBEN morir.

Ningún «el sabor de siempre». ¡Patrañas!

Me da la sensación de que es como el «slogan» de TN: «Periodismo independiente». Los dos (Coca-Cola y TN) saben que es mentira, pero apelan a hacerlo verdad por medio de la repetición constante.

Y eso tenía un nombre, y ahora no me lo acuerdo. Y me da más bronca todavía.

Y más bronca me da el que hizo la web de Coca-Cola Zero, que no sólo tarda 500 años en entrar (o será Fibertel, no sé), sino que al final me dice «ZERO» y nada mas.

Y todavía más bronca la paranoiqueada esa de que la etiqueta de la Coca-Cola Zero «rememora» los atentados yanquis del 11 de Septiembre.

Pero dejando todo eso al margen, repito:

Paremos con la mentira de que tiene el mismo sabor que la Coca-Cola común.

No me hagan enojar…