El «trabajo de blogger» (osea: el hecho de cobrar un sueldo decente por el hecho de escribir o administrar  uno o varios blogs) es algo que algunos creen y afirman imposible, otros con pruebas defendemos, y algunos más (la gran mayoría creo) desconocen.

Hoy, con un caso extremo y en Estados Unidos, se vuelve a confirmar la posibilidad del asunto en una nota en La Nación (que recomiendo encarecidamente leer sobre todo a padres, amigos y novias de gente que alguna vez les dijo que «trabaja de blogger»). No sólo confirma un caso que deja MUCHA plata, sino que además desbanca a una profesión «establecida» y «digna».

MacRumorsLa nota es a Arnold Kim, el creador de MacRumors, un blog sobre (justamente) rumores de Apple. Es un blog claramente «líder» en el tema (aunque con un diseño horrible).

El tipo estudió medicina, se recibió gastando 200.000 dólares en la carrera, y hoy la dejó por su blog de Apple. Y cuenta que, al final, «fue una decisión fácil».

Con algunos amigos que ya viven de ésto coincidimos en que quizás lo más complicado es explicarle al resto de los mortales lo que uno hace para vivir. Que entiendan que no es ilegal, que no es rascarse las bolas de una manera delicada, que sí, el cheque (o el envío por Western Union) lo manda Google, y una larga lista de etcéteras.

Así hay que andar piloteando las explicaciones a los padres, amigos, novias, padres de novias, y  algunos allegados (que no son amigos pero que preguntan). No sólo es explicarlo, sino que explicarlo fácil. En algunos casos para alguien que usa internet por el mail y el msn nomás.

Y eso es las veces que tenés tiempo para explicar. Porque las veces en las que sólo te preguntan esperando una respuesta de 5 palabras es más complicado todavía.

En general, nosotros sabemos que por más que uno lo explique con gráficos, metáforas y láminas ilustradas, el 90% de la gente va a pensar que nos rascamos las bolas. Pocos son los que se esfuerzan en entender, preguntan, o aunque sea escuchan. Pero eso es algo que ya no nos jode.

El que nos entiende, nos entenderá… el que no, seguramente no afectará nuestro futuro. Total después va a buscar información, soluciones a problemas, o entradas para recitales 😉 en Google, y seguramente va a terminar en el blog de alguno de los que nos rascamos las bolas. Y gracias a que no entiende «el mundo de los blogs», va a seguir haciendo clic en nuestra publicidad de Adsense. 😛

¡Bloggers del mundo, uníos!