Mi abuela (aquella que alguna vez conté que tiene blog a los 80 y pico) me manda por mail una listita de mini-chistes que no podía dejar pasar…

No suelo poner chistes así, pero éstos me gustaron porque son chistes cortos, sin mucha vuelta, si te reís te reís, y sino perdiste sólo 10 segundos de vida.

Por ahí alguno que está en el trabajo, en la facultad o el colegio (que en ninguno de los tres casos sé qué hace en internet, y menos acá), agradece un cambio de ánimo

Hipocondríaco

Un hipocondríaco va al médico y le pregunta:
Doctor, mi mujer me traicionó hace una semana y aún no me han salido los cuernos: ¿Será falta de calcio?

Vasectomía

Un hombre va a ver al urólogo y le dice que desea hacerse una vasectomía.
El doctor le dice que es una decisión muy grande, y que si lo había comentado con su esposa e hijos y el señor le contesta: Sí, votaron 17 a 2.

Lifting

Una francesa se lo hace estirar todo: La nariz, la piel de la cara, del cuello, y el cuerpo.
Finalmente, el cirujano le pregunta:
¿Desea la señora algo más?
Sí. Quisiera tener los ojos más grandes y expresivos.
Nada más fácil, señora. Enfermera: ¡traiga la cuenta, por favor!

Doctor del odio

Llega un paciente al doctor y le dice:
– ¡Doctor, doctor! Sabe que odio a todo el mundo a mi familia a ud. a mí, a todos.
El doctor le dice:
– Y, ¿por qué me dice esto a mí?
Y el paciente le contesta:
– ¿Pero usted no es el doctor del odio?
– Del oído, imbécil, del oído.

Ignorante

– Doctor, doctor, todo el mundo me ignora.
– ¡Siguiente!