euros

Dando vueltas por los diarios del mundo me encuentro con ésta noticia: un empresario italiano se puso en los zapatos de sus empleados por un mes, dandose el sueldo de 1000 euros tanto a sí mismo como a su esposa (que también trabaja en la empresa).

Cuando vio que, después de pagar impuestos, seguro del auto, y los gastos "de vida" de un mes, llegó sólo al día 20, decidió dar un aumento de 200 euros a todos los empleados de la empresa.

El empresario es Enzo Rossi, un director de una fabrica de pasta que en los dos últimos años creció mucho y dió bastantes más beneficios, entonces "no es justo que el único que los disfrute sea yo", dijo.

Con frases como esa, u otras del tipo: "subir los 200 euros de sueldo es lo mínimo que podía hacer", o "es justo tomar más de los ricos para dárselo a los pobres", el hombre un poco que ya metió RRPP en el asunto. Por un lado puede sonar como un Robin Hood moderno, por otro, como una decisión demagógica. El punto es que lo hizo, y que los empleados de la fábrica ahora cobran más y, seguramente son un poquito más felices.

Chamuyero o no chamuyero, creo que estaría bueno que haya más jefes como éste.