En el blog Vivamos Responsablemente (de Quilmes, no el barrio, la cervecería), leí este texto, de Walt Whitman (me acabo de enterar que fue un poeta norteamericano que nació en 1819 y estiró la patita en 1892), que me sirvió para levantar un toque el animo y renovar las ganas.

Estoy medio cansado/desganado de las cosas en general… siento como que necesito parar la pelota, levantar la cabeza, fijarme bien en que parte de la cancha estoy, mirar a los jugadores que están conmigo (creo que se va entendiendo que no hablo literalmente de la pelota y los jugadores), mirar cuánto tiempo de partido va, cuánto tiempo de partido me queda y como está el resultado…

Necesito levantar la cabeza y sentir el aliento de la hinchada, de los que están ahí en estas situaciones en que uno se cansa de la rutina, de no parar, de no tener el tiempo "para mi mismo" que por ahi quisiera… pero bueno, volviendo al asunto, el texto era este…

"Aprovecha el día, no dejes que termine sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz, sin haber alimentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte, que es casi un deber. No abandones tus ansias de hacer de tu vida algo extraordinario. No dejes de creer que las palabras y las poesías sí pueden cambiar al mundo. Porque pase lo que pase, nuestra esencia está intacta. Somos seres humanos llenos de pasión. La vida es desierto y es oasis. Nos derriba, nos lastima, nos enseña, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia. Aunque el viento sopla en contra, la poderosa obra continúa, tú puedes aportar una estrofa. No dejes nunca de soñar, porque sólo en sueños puede ser libre el hombre.

(…)

Valora la belleza de las cosas simples, se puede hacer poesía bella sobre las pequeñas cosas. No traiciones tus creencias. Todos necesitamos aceptación. Pero no podemos remar en contra de nosotros mismos. Eso transforma la vida en un infierno. Disfruta el pánico que provoca tener la vida por delante. Vívela intensamente, sin mediocridades. Piensa que en ti está el futuro y encara la tarea con orgullo y sin miedo. Aprende de quienes pueden enseñarte. Las experiencias de quienes nos precedieron, de nuestros «poetas muertos», te ayudarán a caminar por la vida. La sociedad de hoy somos nosotros, «los poetas vivos», no permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas."

Aclaro que en el texto original no había ninguna parte en negrita, lo resalté yo… en realidad me gustó mucho… asi como para ponerlo todo en negrita… pero si lo pongo todo en negrita no tiene gracia la idea de resaltar… 😛

"Lo último que se pierde es el humor!" (Milton Vieyra) 😛