Leí en Microsiervos un fragmento de un libro llamado "Los escombros de Dios"… particularmente, como creyente (soy evangélico), medio que el titulo ese me moja la oreja (en castellano neutro: me molesta… me da bronca)… pero en esto que pude leer descubrí algunas cosas que me parecieron interesantes… asi que, será cuestion de "Examinarlo todo y retener solo lo bueno" (1ª Tesalonicenses 5:21, La Biblia)…

 

"Muy poca gente cree realmente en Dios. Cuatro mil millones dicen que creen en algún dios, pero muy pocos son creyentes realmente. Si la gente realmente creyera en Dios, dedicarían cada minuto de sus vidas en favor de esa creencia. Los ricos darían sus bienes a los necesitados. Todo el mundo se volvería loco para determinar cuál de las religiones es realmente la verdadera. Nadie estaría satisfecho sabiendo que tal vez hubieran elegido la religión incorrecta, arriesgándose a la condena eterna, o a una mala reencarnación o cualquier otra impensable consecuencia. La gente dedicaría sus vidas a convertir a los otros a su religión. Creer en Dios demandaría un cien por cien de devoción obsesiva, que influenciaría cada momento de su vida en la tierra.

Pero esos cuatro mil millones de supuestos creyentes no viven sus vidas de ese modo, excepto unos pocos. La mayor parte creen en la utilidad de sus creencias –un concepto de utilidad bastante práctico– pero no creen realmente

(…)

Creer no es creer que Dios existe y entonces continuar pecando y amasando tu fortuna mientras los demás se mueren de hambre. Cuando creer no controla tus decisiones más importantes, es únicamente creer en la utilidad de creer

(…)

La gente dice que cree en Dios, pero literalmente no creen. Sólo actúan como si hubiera cierto beneficio en creer. Crean una ilusión para sí mismos porque eso les hace felices

(…)

A cierto nivel, todos sospechan que los demás no creen su propia religión más de lo que ellos mismos creen en la suya (…) y también que las probabilidades de haber elegido la religión correcta –si es que tal cosa existe– son prácticamente nulas."

No digo que comparta el pensamiento con todo lo que pueda llegar a decir el libro porque todavía no lo leí… me gustaria leerlo… pero la cosa es que hay ciertos puntos que me parecen para pensar…

Si todos los creyentes hablamos del amor de Dios, de que "mejor es dar que recibir" (Hechos 20:35), y de que tenemos que ser "hacedores de la palabra y no tan solo oidores" (Santiago 1:22)… sale a la luz que la gran mayoría no estamos cumpliendo con esto de ser hacedores cuando vemos la cantidad de gente que no come, no tiene casa, no tiene que ropa ponerse, y que tiene que "solucionar" el hambre y el frío con una bolsa de pegamento…

En el mundo somos alrededor de 6500 millones de personas (según la ONU)… se supone que somos alrededor de 4000 millones de "creyentes"… y segun lo que pude ver hay algo asi como 1500 millones de personas en pobreza extrema (segun el Banco Mundial… pobreza extrema viene a ser que, en el mejor de los casos vive con menos de un dolar diario… yo en verano podria considerarme un ser con pobreza extrema… :P…. …. volviendo a la seriedad)…

…si cada uno de los 4000 millones dieran una parte de su riqueza a esos 1500 millones… dejaria de haber gente en pobreza extrema (ahora uno dice "ah sos una luz… eso es algo obvio"… claro… pero es tan obvio que nadie lo hace…).

Antes de que salte alguno a decir que "la gente rica (por lo menos alguna) se gano dignamente su plata y no tiene por qué dar de lo que le pertenece"… obviamente que pensandolo asi "no tiene por qué"… eso si consideramos que 1500 millones de vidas humanas no son suficiente "por qué"…

Cada uno decide si compartir, si dar, o no… pero cuando no elegis, estas eligiendo no dar…