Saltar al contenido

Etiqueta: Dios

Los diferencia la Coherencia

Hay una sola diferencia entre Falcao y Teo Gutierrez. No, vuelvo a empezar. Hay una sola diferencia extra-futbolística que me interesa resaltar ahora entre Radamel Falcao y Teófilo Gutierrez. Entre las coincidencias está tener un nombre horrible, pero eso al margen. No importa si no te gusta el fútbol, te lo explico cortito:

Coherencia

Uno (Teo) hace un año festejó un gol con una camiseta que tenía éste mensaje: «Jesucristo es el mismo ayer, hoy, y siempre. Hebreos 13:8«. Un año más tarde, después de varios problemas de conducta en la cancha, puteadas a los árbitros, provocaciones a los rivales, gestos a los hinchas contrarios, peleas con sus compañeros, y demás actitudes, lo echaron en un clásico, y en una pelea en el vestuario se defendió con un arma «de juguete» que tenía en el bolso. Se lo separó del equipo y ahora no tiene club.

Coherencia

Otro (Falcao) viene hace tiempo hablando de que cree en Dios, en Jesús, en que conocer esa verdad le cambió la vida, y demás. Y el otro día festejó con una camiseta que decía (en inglés): «Cree y verás la gloria de Dios«. Fue el mejor jugador de la final de la Europa League, hizo 2 goles, su equipo salió campeón, y le llueven halagos de todos lados.

Los dos creen en un Dios de amor, de perdón, de «amar al otro como te amás a vos mismo«, y demás. Más allá de lo que sea su vida privada, al menos en público uno fue coherente con eso que dijo y el otro no. Uno hizo lo que dijo. El otro dijo algo e hizo otra cosa.

No me interesa apuntarle a nadie o juzgar el accionar de ninguna persona (aunque como hincha tenga muchísimas ganas), pero está bueno por ahí aprender de la situación.

Aunque la diferencia no sea futbolística, lo que hace que Teo no esté goleando en Europa (o que no esté por lo menos jugando en algún club, en algún lugar del mundo), tampoco es un asunto futbolístico (es un MUY buen jugador de fútbol). Entonces, aunque la diferencia no sea futbolística, afecta en el resultado.

Dicen que fue Gandhi el que dijo (y no me extrañaría):

«La felicidad es cuando lo que piensas, lo que dices y lo que haces están en armonía.»

Entonces, al margen de lo que cada uno crea o no (ya estamos grandes como para que el pensar diferente, creer diferente, o el «no gustar del fútbol» no sean un obstáculo para aprender algo), es sano, positivo, liberador, «stress-free» (?), y empoderador (!) ser coherentes entre lo que pensamos, lo que decimos, y lo que hacemos.

Y justo cuando uno esté por apuntar a otro (en éste caso Teo) por no ser coherente con lo que dice, nos acordamos que si todos fueramos coherentes con lo que decimos, el mundo estaría lleno de viajeros, de buenas personas, de gente que ayuda a los demás, de obras públicas cumplidas, y de mujeres haciendo dieta (y no «empezando el Lunes»). 😛

Para anotarse en un post-it, pegarlo en la heladera, como recordatorio en el celular, o en algún papelito para colgar en el corcho: Tan importante como lo que se piensa y se dice, es lo que se hace en consecuencia. 🙂

8 comentarios

Volví, pero me quedé en la playa

Amanecer

Esa es más o menos mi situación actual: Volví a Buenos Aires pero mi cuerpo, mi cerebro, y mi corazón se quedaron en la playa. Como pasa casi siempre que voy y vuelvo.

Enterré los pies en la arena el mayor tiempo que pude, me dejé revolcar por las olas, las barrené con las manos estiraditas como cuando era niño, comprobé que Miramar es mucho más linda de lo que me acordaba, caminé en patas casi las 24 del día, comí churros con Coca-Cola entre charlas de amigos, y me vi algunos amaneceres y atardeceres…

La foto, por ejemplo, es de uno de esos amaneceres. En el paso de la realidad a la cámara se eliminan millones de tonos, de colores, y de sensaciones que no se llegan a apreciar en foto y sí en vivo, y de la foto de la cámara a una foto en «tamaño post» se pierde otro millón más. Y así y todo me sigue pareciendo una imagen impactante.

Al que hace mucho que no ve un amanecer, le recomiendo encarecidamente que lo haga. Y si está entre sus posibilidades que sea en la playa y verlo bien completo, mucho mejor.

Es imposible no pensar en mil cosas, no reflexionar, no quedarse tarado por un rato, y hasta por ahí no replantearse varias cosas de la vida. Para el que no pueda hacerlo en vivo, acá vimos algo del poder de los amaneceres hace un tiempo, que por ahí por lo menos le sirva un poco…

Estos eramos nosotros... :)

Entre esos replanteos estuvo el asunto de hacerme todavía menos drama, de recordarme que soy libre para vivir y elegir la vida a mi manera, y de proponerme en 2012 hacer más de las cosas que me gustan y las menos posibles (o solo necesarias) de las que no me gusten.

A modo de «Domingo de Vimeos«, de muestra gratis de las cosas que me gustaría hacer más en 2012, y a modo de cierre para que el post no sea exclusivamente personal, de premio para el que leyó hasta el final dejo un video de Quiksilver Australia con Craig Anderson (un surfista groso a nivel mundial). Casi 4 minutos de surf, olas, playa, y todas esas cosas lindas

Nota mental: Está todo bien con el look dejado y lo banco porque todo suele importarme muy poco, así que lo termino «usando». Pero cuando haga vida de cabaña + playa 24 hs + surf + sol + olas + viento + sucundum sucundum… quiero tener el look un poquiiito más prolijamente desprolijo. Y novia. 😛

15 comentarios

El poder de los amaneceres: The Sunrise Project

La idea: 2 amigos californianos se propusieron grabar todos los amaneceres de Octubre de 2009. Así es que desde Malibú, Pepperdine, Santa Mónica, y demás lugares adorables de California, grabaron esos pequeños momentos de gloria diarios que la mayoría nos perdemos por estar dormidos, o no valoramos por estar acostumbrados.

Y apenas vi el video, me acordé de un post muy copado sobre los amaneceres y atardeceres que publicó mi hermana en su «bitácora de viaje» hace ya un par de años. Copio una partecita, porque a mi me emocionó. Y volver a leerlo me voló la cabeza, me hizo pensar y reflexionar muchísimo. El resto sigue en su blog, por si a alguno le interesa.

«CADA amanecer o atardecer que presencio, me emociona. No digo que me haga llorar, pero sí que saque lo más lindo de mí. Me surge como un espíritu de celebración y contemplación a la vez. Ver el sol medio anaranjado, iluminando por unos minutos de manera diferente a que lo hace el resto del día, me resulta conmovedor. Una de esas veces advertí que en realidad TODOS los días, en TODAS las partes del mundo, la vida nos regala 2 de esos momentos para disfrutar. No es privilegio de los viajeros, ni de los que viven frente al mar. Es oportunidad que nos dio Dios a todos, de poder detenernos a observar la belleza del sol saliendo o poniéndose cada día. Hasta en Bs As, me acuerdo de detenerme a observar el amanecer subida al tren San Martín. Me cambiaba la jornada, me hacía empezar la mañana de otra manera (y enfrentar el caos ferroviario, también)

Es gracioso que a veces recordemos que «atardece» sólo cuando logramos detenernos a observar el atardecer…aunque si uno quisiera podría verlo todos los días; podría todos los días reservarse un tiempo para ver esa maravilla que Dios nos regala a diario para recordarnos que existe, que el ser humano es pequeño y limitado frente a tanta hermosa creación y naturaleza, y que así como cada vez que el sol se acuesta se lleva consigo las preocupaciones de ese día, cada vez que sale trae consigo la oportunidad de empezar un día nuevo. Un día donde dejemos algo que nos hace mal, retomemos el ejercicio, llamemos a alguien que no vemos hace tiempo, mejoremos en nuestro trabajo o relación, o hasta decidamos por fin emprender un sueño que tenemos guardado hace tiempo. Como el de viajar, por ejemplo.»

Y aunque el post se haga largo, me embalo y sigo: hay una frase que se lee en el «Making of» del video (que está abajo, y que me encantó también), que también es el slogan de Caribou Coffee (una cadena de cafeterías), pero que me pareció ESPECTACULAR y completamente acorde con el tema:

Life is short. Stay awake for it.

«Life is short. Stay awake for it.»

Y qué se yo, me hizo pensar en todas las veces en las que me pierdo la vida. No por estar literalmente durmiendo, pero por estar «durmiendo despierto«, como diría POD. Dormido en la rutina, dormido en las presiones, en las obligaciones. Durmiendo en las cosas que me olvido que en realidad hago para vivir la vida despierto

Y sigo googleando y me encuentro otra frase: «He visto miles de amaneceres y siempre que los miro siento tus ojos en mis pupilas«, decía una foto en Flickr. Y no sé si la idea del amanecer me predispone, pero me puso la piel de gallina. Y me quedé preguntándome por todas las cosas que veo yo cuando veo un amanecer

Dos años después de aquel video, me lo cruzo dando vueltas por internet y en todo eso logró hacerme pensar. Así que alguna fuerza loca tiene todo el asunto de los amaneceres y los atardeceres… Y sería un desperdicio no aprovecharlos teniendo dos por día.

Quienes entiendan algo de inglés, miren éste otro video. Los pibes, entre lindas imágenes, playas y amaneceres, tiran un par de reflexiones MUY interesantes. Y de fondo suena Swichfoot, de paso…

Así que mañana, si el clima me lo permite, me dedicaré de lleno a mirar a Dios a los ojos. Y a empezar el día de otra manera. De hecho, me dan ganas de acelerar la noche, después de todo ésto… 😛

5 comentarios

Construyó una réplica exacta del Arca de Noé

Replica del Arca de Noe - Johan Huibers

Un danés de 60 años llamado Johan Huibers se pasó los últimos 3 años construyendo una réplica exacta del Arca de Noé tal y como figura en la Biblia. Además, la llenó con réplicas de algunos animales y con un par de animales vivos. El primer viaje será con su familia, por el Támesis hasta Lóndres, para los Juegos Olímpicos del 2012.

Todo arrancó con una pesadilla en 1992 en la que soñaba que Holanda se inundaba. Al día después encontró un libro que contaba sobre el Arca de Noé y, lejos de ser la premonición de un diluvio universal, la construcción de un Arca se transformó en un sueño, un objetivo, del copado de Johan.

Replica del Arca de Noe por Johan Huibers

El hombre, que es dueño de una empresa de construcción, primero construyó una réplica de la mitad del tamaño del Arca original, y ésta recibió la visita de unas 600.000 personas. Les cobró entrada y con esa plata y algo más (1,6 millones de dólares, parece) construyó un Arca de tamaño real a la que llamó «El Arca de Johan».

El objetivo principal, dice, es recordarle a la gente que existe la Biblia. Y a partir de eso, recordar que existe un Dios. No es la idea predecir un diluvio universal, incluso cree que su arca no lograría salvar a la humanidad en caso de que eso pasara. El objetivo es ese, conservandolo como un atractivo turístico, y de paso, una manera de llevar a su familia a los Juegos de Lóndres 2012.

El hombre, que además tiene un blog sobre el arca para ir contando las novedades y experiencias, dijo que lo abre al público el próximo Julio (en su Verano), contó algunas cositas, y dió un recorrido por dentro del Arca para la televisión:

A mi me lo pasó mi señora hermana, con un link al blog «Legalize Jesus» (espectacular nombre).

Deja un comentario

La Muerte y Resurrección de Jesús, «a lo Twitter»

En éstos días de huevitos y chocolates, he aquí una pequeña reflexión sobre lo que en realidad se celebra, pero con un estilo Twitter que le pone bastante onda.

El video está en inglés y sin subtítulos, pero se entiende bastante. Y por lo menos para la mayoría, es historia conocida (sino acá tenés algunas pistas en idioma hollywoodense). 🙂

Dicho ésto, ¡Felices Pascuas para todos!. 🙂

PD: Marche un huevito para el primero que comente «La casa está en orden». 😛

5 comentarios