Chevy True Stories: My Dad's Car (Chevy Impala)La historia corta: Un padre en Estados Unidos vende su auto (un Chevy Impala SS de 1965) para poder pagar los estudios de su hijo. 20 años después, el hijo encuentra el auto, y con él encuentra la manera de devolverle tanto sacrificio.

El hombre se llama Herb Younger, fue el primer y único dueño del Chevy, y lo tuvo por 20 años, hasta que se vio obligado a venderlo por el bien común. La historia, al margen de ser ahora una publicidad de Chevrolet, es una historia real.

No me fascinan los autos viejos (alguno que otro no tan viejo pero con ese aire de clásico logró enamorarme, pero no me acuerdo el nombre), pero algo es claro: Los autos me persiguen por éstos días. Y quiero un Swift (de Suzuki) como sea. 😛

Al  video le pusieron «My Dad’s Car«, y forma parte de la serie «Chevy True Stories» de Chevrolet. Arriba está resumida, y abajo está la versión larga. Es hasta tierno verle la cara de emoción y alegría al tipo (aunque al principio temí un ataque al corazón):

Uno lo vi en Like Cool y el otro en The San Francisco Egotist.