Si te gusta el buen cine y sos de esa gente que todavía no vio Inception («El Origen»), sentite intimado (en el sentido menos hot de la palabra, que sería el segundo) a abandonar la sala en éste mismo momento, correr al cine más cercano, comprar golosinas, una Coca-Cola helada, y dos tickets para ésta espectacularidad del cine actual.

Porque aparte es eso: la tenés que ver en el cine. Salvo que tengas un tremendo home cinema preparado, la experiencia inceptionera va a sobrepasar la capacidad de tu tecnología actual…

Ojo, yo sé que ahora todas las películas las venden así. Que son lo mejor que le pasó a la vida, que hay que verlas en el cine, y que se yo. Yo no lo suelo hacer con todas. De hecho, no vi Avatar y no creo que me joda. Pero ésta yo realmente la recomiendo.

Aparte descubrís que la minita de Juno (Ellen Page) está más buena de lo que creías (de ella me enamoré en éste caso), que Joseph Gordon-Levitt es el nuevo MacGyver, y que Christopher Nolan está más zarpado de lo que uno siempre pensó.

Y bueno, ahora que ya te llené de expectativas demasiado altas y difíciles de cumplir, continuemos: Eso de arriba es «Inebriation» («Embriaguez») una parodia no muy graciosa de Inception, grabada con la Canon T2i (la cámara que me quiero comprar).