Soy un tipo que le tiene cierto respeto sobre todo a las montañas rusas que dan vueltas o que van para atrás. Me mareo fácil, entonces más me vale respetarlas por lo menos.

El tema es que parece que el grupito de Boy Scouts del video de abajo no es tan respetuoso (mariconazo) como yo. Y llamaron a «Jim’ll Fix It» (un programa de TV inglés estilo Sorpresa y Media, ponele) para cumplir su sueño de merendar todos arriba de una montaña rusa.

Un sueño bastante peculiar, pero es el que ellos tenían. Eso pasó en 1980 y el copado de Jimmy Saville (el Julián Weich de la cuestión) les cumplió el sueño extraño.

30 años después, y a modo de aniversario, Cadbury desafió al público a comer su nuevo helado Flake 99 sobre la misma montaña rusa. Y el resultado se puede ver en el video de arriba.

Más allá de la «situación histórica», es bárbaro ver las caras, los conos volando, los tipos con helado en la frente, o la gente rebuscandose para seguir comiendo…

La montaña está en el parque Pleasure Beach de Blackpool, en Inglaterra. Y el video de los boy scouts de hace 30 años lo dejo acá abajo a modo de bibliografía (?).

Yo vi los videos en Brandlife: «Helado por los aires».