«Mini Daddy, el niño más bonito«. O la música cayendo a miles de kilómetros por hora, aproximando a una catástrofe incluso peor que le reggaeton de por sí.

Es definitivamente un video de Domingo. Y ojo que sé que hoy no es domingo, y yo soy de esos a los que nos gustan los Domingos. Pero es que justamente, otro día no se podría tolerar algo como ésto. Así que está recomendado para ver un Domingo.

Tiene una mini versión del reggaetonero común con cara de goma, lentes de sol, y actitud de porno-star enojado. Y por otro lado tiene su versión de las trolas comunes del género… pero también en versión chiquitito. Crípi.