Señoras, señores, antes de que en Argentina sea época de empezar a armarlo, dejenme decirles que el arbolito de navidad está demodé. Ahora la que se usa es una pandilla de robotitos que parecen bad boys pero que en el fondo son un amor y bailan.

Al principio se hace medio lento (como todas las coreografías por el estilo), pero ponele fe que a partir del 1:20 se pone con todo. 😛