Christian Surfers

El fin de semana largo que pasó estuve con la gente de Christian Surfers Argentina en Mar del Plata para lo que es el segundo Surf Trip que hacen ellos y el primero que hago yo con ellos.

Conocí un grupo de gente increíble formado por marplatenses, porteños, un canadiense que creció en Uruguay y vive en Argentina (para Sudáfrica 2010 hincha por Uruguay, con fe de que entre), un sudafricano, y un grupo de salvadoreños que hace un tiempo viven en Argentina. Entre ellos Marcelo Castellanos, uno de los últimos campeones de surf de El Salvador.

El ambiente del grupo es espectacular y aunque el clima no fue el mejor (llovió la mitad del tiempo e hizo un frío que le hacía meter para adentro los deditos de los pies hasta al más valiente) la pasé increíblemente bien.

Para el que todavía no entiende la movida, Christian Surfers Argentina es la versión nacional de Christian Surfers, «Tablistas para Cristo», «Surferos Cristianos», o demás. Un grupo de gente que tiene pasión por el surf y al mismo tiempo por Jesús. Y mezcla esas pasiones amando al surf y al creador de las olas.

Sacan la «iglesia» a la playa, dandole un espacio «no religioso» para conocer a Dios a gente que le gusta el surf y que probablemente no se sienta cómoda adentro de una iglesia. El centro es Dios y el medio es el surf.

Y probablemente en tu cerebro ahora que lees esté dando vueltas algún que otro prejuicio que a mi me gustaría que no existiera. No es gente que va con túnicas o hábitos cantando coros ancestrales al mar. No son Flanders que nadan. Son gente común que conoció algo que le cambió la vida (Jesús) y que lo quiere transmitir a los demás.

Y bueno, con ese grupo de gente (que rondaba los veintipico, con excepciones de 19 y una de cincuentipico) pasé el fin de semana. Andando en ripstick («wavesurf» o surf urbano le dicen algunos… una mezcla entre un skate comun y una tabla de surf ponele), viendo un campeonato de Skate en Playa Grande, recorriendo un poco la ciudad, y demás cosas.

Seguramente en éstos días consiga algunas fotos de lo que fue el viaje y las cuelgue en éste mismo post para el que le interese. 🙂

Mientras tanto, ahí está mi otra explicación (sumada a la de los servidores) para estar ausente el fin de semana. La estaba pasando «buenazo». O… pasandola lindo, como diríamos por acá. 🙂