La de arriba es una campaña de MasterCard para el día de los enamorados. Un poco lejos de las publicidades de San Valentín a las que estamos acostumbrados por lo menos en Argentina.

Yo me imagino ésto en pleno Santa Fé y Callao, no sé por qué. Y no me imagino que la gente pase tan feliz a saludar al tipo. Es más: me imagino a más de un cadete con un mal día, tirandole piedras. 😛

Como sea, la campaña además tiene una web (bastante limitada, casi que no vale la pena nombrarla) que es John4Hannah.com. La idea: Las cosas que hacemos por amor no tienen precio (para todo lo demás… sarasa).