Bad Boys

Veo en un post del blog de Leech un texto bastante interesante y en algunos puntos para muchos un tanto polémico.

La cuestión: la policía de Houston (la ciudad esa que «tiene un problema», en Texas, EEUU) hizo una investigación de los problemas que suelen tener las familias en la educación de sus hijos. Y de ahí sacó una lista de 10 puntos con el cariñoso título de «¿Cómo hacer un delincuente?«.

Como hoy pareciera haber bastante gente preocupada por crear delincuentes (o por lo menos hay MUCHOS padres que no muestran ningún interés en NO crearlos), acá están los 10 puntos nombrados en aquella lista:

  1. Comience desde la infancia a darle a su hijo todo lo que él quiera. De ese modo, cuando crezca, él pensará que el mundo tiene obligación de darle lo que desee.
  2. Cuando diga malas palabras, ríase. Esto lo ayudará a considerarse importante.
  3. Nunca le dé orientación religiosa. Espere que llegue a los 21 años de edad y «que él decida por sí solo».
  4. Recoja todo lo que él deja tirado: libros, zapatos, ropa. Haga todas las cosas por él, para que aprenda a cargar sobre los demás su propia responsabilidad.
  5. Discuta con frecuencia en su presencia. Así no quedará muy sorprendido cuando el hogar se deshaga más adelante.
  6. Entréguele todo el dinero que le pida. No deje que se esfuerce en ganar su propio dinero.
  7. Satisfaga todos sus deseos de comidas y caprichos. Siga creyendo que un sano límite y corrección pueden causarle frustraciones perjudiciales.
  8. Cuando se porte mal, defiéndalo contra vecinos, profesores, policías, porque todos están atacados contra su hijo.
  9. Cuando él se encuentre en un problema serio, ensaye esta disculpa: Nunca pude dominarlo.
  10. Prepárese para una vida de disgustos. Es lo que usted se merece.

Me pareció útil darle esos «anti-consejos» a los que son (y vamos a ser) los padres de las generaciones que se vienen… ¡por ahí hasta logramos que el mundo esté un poquito más «limpio» y todo! 😛