La fiesta de inauguración de los juegos olímpicos son en sí un espectáculo que estamos destinados a ver por televisión. Generalmente (para el caso de los argentinos) con relato de Bonadeo. Cosas espectaculares, cámaras desde el aire, gente bailando, gente cantando canciones que ni drogados escucharíamos en otro momento, pero que en medio de una fiesta de inauguración quedan espectacular.

La inauguración de las olimpiadas de Beijing de éste año eran seguramente esperadas no sólo por los que comunmente esperan esas fiestas, sino también por aquellos amantes de la tecnología, que querían ver cómo el gigante tecnológico mundial se desenvolvía en una fiesta de éste tipo.

Si algo me quedó claro es que si algún día en el futuro pasa algo estilo «Gran Hermano» (libro, no reality), la «Policía del pensamiento» va a ser un ejército chino. Tienen la coordinación, la mirada fija en la nada, la masividad y la habilidad necesaria. Pero eso al margen. 😛

El asunto es que para, aunque sea por un ratito, sentir un poquito de la emoción que se debe sentir estar en el mismo estadio, están éstas fotos que me encontré en el blog de Martin. Sin dudas conviene mucho verlas en grande, tienen más «impacto». Pero para el que sólo relojea post, acá van algunas…

También hay buenas imágenes en la web de los Juegos Olímpicos Beijing 2008.