Por los debates que mi cerebro suele tener a diario consigo mismo (se puede debatir con uno mismo, no hay dudas de eso… tengo pruebas!), me veo en la necesidad de crear un nuevo apartado de la sección «La voz del pueblo». Y sí, digo apartado porque me suena muy «legalmente rubia» y eso por un momento me gustó. Y me la banco.

El apartado que nace en éste sábado soleado de noviembre, pasa a llamarse: «La pregunta inútil». Podría estar aparte de la voz del pueblo, no? No sé, es algo que todavía estoy definiendo.

Minuto, lo tengo. Va aparte. Sino no merece llamarse apartado.

En éste espacio quiero dejar a la merced del que lea la respuesta a una pregunta intrascendente. Una pregunta que no merece el costo de llamar a una «Encuesta Popular». Simplemente me surgió, y por temor a preguntarle a alguien no muy íntimo y que me niegue su futura amistad para siempre, prefiero preguntarsela a los cercanos y a los más lejanos de todos. Esos que me conocen deforme y ya me quieren así.

Esta vez va una cuestión que afectó mi crianza, que la dividió en un antes y después. Y «cuál es la pregunta?» dicen algunos impacientes. «Momento que el barco sale mañana» respondo con cara de orgulloso, citando a mi abuelo «Toto».

Desde chiquito, no sé bien si me lo enseñaron así o empecé sólo, en el momento de lavarme los dientes, pongo la pasta en el cepillo, LE ECHO UN TOQUE DE AGUA, y recién ahí me lavo. Supongo que porque genera más espumita, o porque le agrega frescura, o qué se yo, pero lo hago así.

La disyuntiva se me presenta en el momento en que veo que en las películas yanquis generalmente no mojan el cepillo antes de lavarse. Meten pasta y le dan derecho! Comprobé que eso hace que los tipos puedan pasearse por la casa, mirar el diario, alimentar al perro, ver el clima, saludar al hijo y etc, sin ir babeando dentífrico por ahí.

No sé si afectará de alguna manera a la calidad del lavado el hecho de ponerle o no ponerle agua. Lo que es seguro es que si hay alguna diferencia, si uno está bien y uno está mal, los que lo hacen bien son ellos. No por nada en especial, nomás porque suelen hacer mejor la mayoría de las cosas!

Mi pregunta inútil para el día de la fecha entonces se puede ramificar en varias:

La principal: Vos le tirás agua o no al cepillo con pasta antes de cepillarte?

Y otra podría ser: Sabés de algún tipo de diferencia que pueda llegar a haber entre una y otra? (si no sabés vale tirar fruta dentro de lo que puede llegar a ser coherente…)

Y otra más, en caso de que la primera sea «NO»: Lo escuchaste alguna vez, o soy un desequilibrado mental por lavarme los dientes de esa manera?… O las dos? («desequilibrado mental» y «escuchaste»).