Haz de tu vida un sueño, y de tu sueño una realidad.
Antoine De Saint Exupery

Algunos hombres ven las cosas como son y se preguntan porque. Otros sueñan cosas que nunca fueron y se preguntan por qué no?. 
George Bernard Shaw

Dios no te hubiera dado la capacidad de soñar sin darte también la posibilidad de convertir tus sueños en realidad.
Hector Tassinari

El mundo está en las manos de aquellos que tienen el coraje de soñar y correr el riesgo de vivir sus sueños.
Paulo Coelho

Los sueños de un hombre son índice de su grandeza.
Zadok Rabinwitz

Los sueños son sumamente importantes. Nada se hace sin que antes se imagine.
George Lucas

No hagas de tu sueño algo perdido: nunca sabrás lo que vale hasta que lo veas dando frutos en la realidad. 
Zenaida Bacardí de Argamasilla

Sea lo que sea que puedas o sueñes que puedas, comienzalo. Atrevimiento posee genio, poder y magia. Comienzalo ahora.
Johann Wolfgang Von Goethe

No hay sueño mas grande en la vida que el sueño del regreso. El mejor camino es el camino de vuelta, que es tambien el camino imposible.
Alejandro Dolina

Sólo una cosa vuelve un sueño imposible: el miedo a fracasar.
Paulo Coelho

Los que sueñan de día son conscientes de muchas cosas que escapan a los que sueñan sólo de noche.
Edgar allan Poe

Un síntoma de la muerte de nuestros sueños es la paz. La vida pasa a ser una tarde de domingo, sin pedirnos cosas importantes y sin exigirnos más de lo que queremos dar. Pero, en verdad, en lo íntimo de nuestro corazón, sabemos que lo que ocurrió fué que renunciamos a luchar por nuestros sueños.
Paulo Coelho

Todos los que han hecho historia han soñado mientras trabajaban.
Guastini

Solo tan alto a donde alcanzo puedo crecer, solo tan lejos a donde exploro puedo llegar, solo en la profundidad en la que miro puedo ver, solo en la medida en la que sueño puedo ser.
Karen Ravn

Todos los hombre y mujeres nacen, viven, sufren y mueren; lo que nos distingue unos de otros son nuestros sueños, ya sean sueños sobre cosas espirituales o mundanas, y lo que hacemos para que estos se realizen. No elegimos nacer. No elegimos nuestros padres. No elegimos nuestra epoca, el pais de nuestro nacimiento, o las circunstancias inmediatas de nuestra crianza. No elegimos, la mayoria de nosotros, el morir; tampoco elegimos la hora y las condiciones de nuestra muerte. Pero dentro de este reino de falta de elecciones, elegimos como vivir.
Joseph Epstein