Y como pasé el 90% del día de ayer y de hoy en cama (o sillón), además de empezar a ver algunas series que después voy a comentar, estuve viendo televisión.

Para el que no ve mucha ultimamente, sepa (imagino que ya lo sabe) que no se está perdiendo ABSOLUTAMENTE NADA. Ni entretenido, ni gracioso, ni atrapante, ni mucho menos útil.

Pero, vi un resumen de noticias y saltó una sobre unos destrozos en una escuela de Rosario. Acá está en Clarín.

Y eso me merece un sólo comentario a modo de pregunta:

Soy el único que cree que un grupo de pibes que lleva una cámara al colegio, se filma destrozando el colegio (revoleando bancos por el aire), lo baja a la computadora, lo divide entres partes, y lo sube a YouTube con el título «Cuando los profesores no están… esto es lo q pasa en nuestra escuela…Groso», no hay manera de que estén arrepentidos de lo que hicieron?

La directora dijo que merecen la expulsión, pero que no se los va a expulsar porque «los chicos están arrepentidos y lloran por lo acaecido (sucedido) y lo mismo pasa con los padres».

Mirá que tuve compañeros barderos… uno que se bajaba los pantalones adelante de una profesora que veía medio mal, un par que le tiraba patadas de taekwondo a los bancos, o un grupo que jugaba al tenis en el aula en la hora de estadística… pero ésto no será mucho?

El video ya fue borrado de YouTube. Lo aclaro porque imaginé que iba a haber algún morboso que quería ver a los bancos volar. 🙂